Última hora

Leyendo ahora:

JO de Río 2016: Dopaje, inseguridad e instalaciones sin terminar a dos semanas de los Juegos Olímpicos

internacionales

JO de Río 2016: Dopaje, inseguridad e instalaciones sin terminar a dos semanas de los Juegos Olímpicos

Publicidad

Con esperanzas, pero sin la seguridad de poder competir, han llegado a Río los atletas rusos señalados con el dedo por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA).

El Comité Olímpico Internacional (COI) no ha excluído colectivamente al deporte ruso de los Juegos a pesar del escándalo, pero ha establecido condiciones excepcionales de participación para sus deportistas.

“No puedo imaginarme unos Juegos Olímpicos sin Rusia, decía Andrei Rodionenko, entrenador de gimnasia artística.

Muchos han criticado la decisión del Comité Olímpico Internacional (COI). La ministra australiana de deportes, Sussan Ley, considera que la imagen de este gran evento está en cuestión.

“Cualquier acción que no respete las recomendaciones de la Agencia Mundial Antidopaje en este momento crítico, podría ensombraecer a los Juegos de Río por la sospecha de contagio. Y quedaría en entredicho la integridad y la reputación del movimiento olímpico.”

El equipo australiano también han creado polémica en la Ciudad Olímpica. La delegación se ha negado a acupar este conjunto de 31 edificios, y se ha instalado en hoteles y argumentando problemas de electricidad y fontanería. Otras delegaciones han encontrado los mismos problemas, aunque los han señalado de forma más diplomática que la jefa de la delegación australiana…

“Nunca había visto algo parecido y estos son mis quintos Juegos Olímpicos, decía Kitty Chiller. Unas instalaciones olímpicas en este estado y a estas alturas…”

Otra preocupación, y no de las menos importantes en el contexto actual: la seguridad. La ciudad entera está bajo tensión, tras un año récord en términos de criminalidad. Y una primera alerta la semana pasada, cuando se arrestó a una célula del grupo Estado Islámico que preparaba atentados en los Juegos Olímpicos. 85.000 policías y militares se encuentran desplegados, el doble que en los Juegos de Londres de 2012.

Seguridad para el tiempo que duren los Juegos Olímpicos, pero ¿qué quedará después? Y en general, ¿qué quedará de los Juegos de Río?

El Ayuntamiento había prometido renovar la ciudad, nuevos alojamientos, modernizar el sistema de transportes… La nueva línea de metro no está acabada y funcionará de manera intermitente. Y en cada obra hay serias sospechas de corrupción.

En resumen, hace siete años todo era alborozo. Brasil era el país favorito y al serle atribuídos los Juegos Olímpicos un sueño se hacía realidad. Siete años más tarde, Lula ya no está. Brasil se encuentra en una profunda crisis política y atraviesa la más grave recesión económica desde hace un siglo. Y las esperanzas de los brasileños no se han cumplido. Según los sondeos, la mitad de la población estaría hoy en contra de los Juegos.

En euronews estamos orgullosos de contar con periodistas en todo el mundo listos para presentarles los puntos de vista locales sobre las noticias internacionales. Lea más sobre este tema en la lengua en la que ha sido escrito.

Traducción automática

Traducción automática

siguiente artículo