Última hora

Leyendo ahora:

Valls contempla prohibir durante diez años la financiación extranjera a las mezquitas

internacionales

Valls contempla prohibir durante diez años la financiación extranjera a las mezquitas

Publicidad

Organización y financiar el Islam en Francia… el debate ha sido relanzado por la clase política tras el asesinato del padre Jacques Hamel el 26 de julio, reivindicado por el grupo Estado Islámico. Tras la tribuna de Manuel Valls, titulada “Reconstruir el Islam de Francia”, el ministro de Interior, Bernard Cazeneuve evoca una nueva “fundación del Islam de Francia”, con la que favorecer la formación de los imanes, replantearse la financiación de los lugares de culto y prevenir el extremismo religioso.

“No hay sitio en Francia para aquellos que en las mezquitas y en las salas de oración tratan de suscitar el odio o símplemente no respetan los principios republicanos, me refiero sobre todo, a la igualdad entre hombres y mujeres.”

El ministro de Interior subraya que más de una veintena de mezquitas y salas de oración consideradas radicales han sido cerradas desde diciembre, tras la instauración del estado de emergencia, Manuel Valls por su lado anuncia la orden de expulsión de diversos predicadores extranjeros radicales.

En Francia, según la ley de 1905, el Estado garantiza la libertad de culto, pero no subvenciona ninguno.

En las últimas décadas, los fieles musulmanes han recibido financiación mediante donaciones del extranjero.
Empezando por el envío de imanes desde ciertos países. Francia cuenta con 2.500 lugares de culto y 1.800 predicadores musulmanes. Entre ellos 151 proceden de Turquía, 120 de Argelia y 30 de Marruecos.

Marruecos asigna un presupuesto de 6 millones de euros para 2016, que incluye el sueldo de treinta imanes y Arabia Saudí, desde 2011, ha desembolsado casi cuatro millones de euros para financiar la construcción de ocho mezquitas en territorio francés. Además de pagar los sueldos de unos 14 imanes que predican en las mezquitas en Francia.

De acuerdo con el informe publicado el 20 de febrero de 2015, el número de mezquitas fundamentalistas pasó a más del doble en cuatro años, pasando de 44 a 89 entre 2010 y 2014. Y hoy en día serían 120 según Matignon.

Según la comisión de investigación del Senado, no se trata de prohibir la financiación desde el extranjero, sino de saber quién paga y de combatir la propagación de un discurso religioso extremista en los lugares de culto.
El problema, sin embargo, es que el proceso de radicalización no se da solo en las mezquitas, sino que cala en las prisiones y se extiende a través de las redes sociales.

En euronews estamos orgullosos de contar con periodistas en todo el mundo listos para presentarles los puntos de vista locales sobre las noticias internacionales. Lea más sobre este tema en la lengua en la que ha sido escrito.

Traducción automática

siguiente artículo