Última hora

Angela Merkel acepta la derrota de su partido en Berlín

La canciller alemana aceptó el resultado, nada positivo, para la Unión Cristianodemócrata (CDU) en los comicios regionales celebrados en la ciudad-estado.

Leyendo ahora:

Angela Merkel acepta la derrota de su partido en Berlín

Tamaño de texto Aa Aa

La canciller alemana aceptó el resultado, nada positivo, para la Unión Cristianodemócrata (CDU) en los comicios regionales celebrados en la ciudad-estado. Merkel admitió que su eslogan “vamos a lograrlo”, pronunciado hace un año, cuando Alemania abrió las fronteras a los refugiados, se convirtió en “una provocación” para muchos alemanes.

“La frase ‘vamos a lograrlo’ es un término que indica una posición y una meta. Mucho se ha interpretado de esta expresión, e incluso se han hecho interpretaciones secretas. Tanto es así, que es muy poco probable que vuelva a repetirla.”

El partido de la canciller ha tenido días amargos en las últimas elecciones. En Berlín obtuvo 17,6% mientras que los euroescépticos de Alternativa para Alemania (AfD) se alzaron con un 14,2 %, entrando en su décima cámara regional. El Partido Socialdemócrata (SPD) se defendió como primera fuerza con un 21,6 %.

El ultraderechista AfD consiguió situarse como quinta mayor fuerza. Hace tres años no existía y ya ha entrado en diez de los dieciseis paralmentos regionales.

Frauke Petry, líder de AfD:

“El hecho de que Alternativa exista es síntoma del fracaso de los partidos tradicionales, que han perdido toda capacidad para resolver los problemas.”

Durante su discurso, Merkel se defendió diciendo que hubo problemas de comunicación por no haber sabido transmitir a los alemanes el alcance del gran desafío y de los esfuerzos que exigirá la acogida y la integración de más de 1.1 millones de solicitantes de asilo que recibió Alemania en 2015.

Para Petry, el partido de Merkel seguirá cosechando malos resultados si mantienen sus políticas, especialmente las migratorias y no cambian a sus actuales líderes. Esta advertencia se produce a poco más de un año de que Alemania celebre elecciones generales, unos comicios a los Merkel todavía no ha confirmado si se presentará.