Última hora

Última hora

Lo que queda de los Acuerdos de Oslo

Hace 23 años, el 13 de septiembre de 1993, la euforia mundial se desató en Washington: los líderes palestino e israelí, Yaser Arafat e Isaac Rabin, firmaron un primer acuerdo de paz entre los dos camp

Leyendo ahora:

Lo que queda de los Acuerdos de Oslo

Tamaño de texto Aa Aa

Hace 23 años, el 13 de septiembre de 1993, la euforia mundial se desató en Washington: los líderes palestino e israelí, Yaser Arafat e Isaac Rabin, firmaron un primer acuerdo de paz entre los dos campos, enfrentados por la tierra desde 1948. Simón Peres, por entonces jefe de la diplomacia israelí, fue uno de sus principales artífices.

El primer capítulo, en 1993, reconoce a la Autoridad Palestina como entidad interina llamada a convertirse en Estado independiente en 1999.
En 1994, el líder histórico Yaser Arafat, volvió a Cisjordania tras 27 años de exilio y puso en pie el Gobierno autónomo. Dos años después, fue elegido en las urnas primer presidente de la ANP.

El segundo capítulo, en 1995, divide Cisjordania en tres zonas: A, de control exclusivamente palestino; B, de control compartido y C, 60% del territorio bajo control del ejército israelí para pasar gradualmente a control palestino.

Los asuntos más espinosos se dejaron para negociaciones posteriores, entre ellos las fronteras entre los dos Estados, el estatuto definitivo de Jerusalén, las colonias israelíes en Cisjordania y el derecho al retorno de los refugiados palestinos, en particular los expulsados en 1948 con la creación del Estado de Israel.

En noviembre de 1995, el asesinato de Isaac Rabin a manos de un extremista judío asestó un golpe fatal al proceso de Oslo. Simón Peres asumió de forma interina la jefatura del Gobierno, pero un año después, Benjamin Netanyahu, opuesto desde siempre a los acuerdos, le derrotó en las urnas.

La tentativa en el año 2000 de arreglar las cuestiones de estatuto permanente, las más complejas, fracasó el 25 de julio tras dos semanas de negociaciones en Camp David. Fue el principio de la debacle.

Dos meses después, en el momento en que acababa el periodo interino de la ANP sin avances sobre la creación del Estado que llevaban esperando 50 años, los palestinos se lanzaron a una segunda intifada, la de Al Acqsa.

Israel, por su parte se involucró en sucesivas guerras en Gaza y aceleró la colonización en Cisjordania, rompiendo la unidad territorial y haciendo inviable la creación de un Estado.

Muchos años después de los Acuerdos de Oslo, una vez más, un muro sella la separación de dos pueblos.