Última hora

Última hora

La "jungla" de Calais, desierta y arrasada por las llamas

La “jungla” de Calais ya es historia.

Leyendo ahora:

La "jungla" de Calais, desierta y arrasada por las llamas

Tamaño de texto Aa Aa

La “jungla” de Calais ya es historia. El enorme campamento de chabolas arde, lúgubre y desierto, después de haber sido abandonado por todos sus habitantes. Los bomberos intentan controlar los incendios, prendidos por los propios inmigrantes antes de irse. Las llamas devoran chavolas y tiendas, y cubren con un denso humo el campamento en el que hace pocos días vivían miles de almas.

Todos los inmigrantes han sido evacuados, aseguran las autoridades francesas, decididas a borrar del mapa por la fuerza de las excavadoras esta ciudad de la miseria.

“Este es el final de la jungla. Es un momento importante. Muchas cosas han ocurrido en este campamento, una increible experiencia humana con todas esas comunidades diferentes. Pero ahora pasamos página, y es una página positiva, porque esa gente va a ser acogida en Francia y podrá comenzar una nueva vida”, declaró Fabienne Buccio, prefecto de Pas-de-Calais.

Se estima que unos 6.600 inmigrantes han claudicado ante la orden de evacuación y han aceptado ir a uno de los muchos centros de acogida abiertos en Francia. Y luego están los recalcitrantes, una cifra incierta de personas que han huido o se han escondido para seguir intentando cruzar el Canal de la Mancha.

Apenas unas horas antes del final de la evacuación, varias decenas de mujeres eritreas y etíopes seguían pidiendo a gritos ayuda para llegar al Reino Unido.