Última hora

Leyendo ahora:

Cambio climático: los viñedos ingleses sacan partido


insiders

Cambio climático: los viñedos ingleses sacan partido

ALL VIEWS

Teclear para averiguar

La imagen del Reino Unido está asociada a la niebla y el frío; pero esto era antes. Quizás en un futuro la vinculemos con la producción de vino, porque el cambio climático está propiciando el cultivo de los viñedos y su explansión, en Inglaterra. El reportero de Euronews, Hans van der Brelie, ha comprobado sobre el terreno qué es lo que está pasando.

Insiders: Climate change in the UK

Condado de Sussex. Los viñedos de Rathfinny están al lado del mar. Hoy en día cuentan con una superficie de 72 hectáreas productivas. Otras 70, lo serán en breve. Se estima que en 2020 éste será el mayor viñedo de Gran Bretaña.

Hace cincuenta años la temperatura aquí era de 12 grados y medio (Celsius), hoy es de 14. Con el calentamiento del planeta la superficie dedicada a los viñedos en Reino Unido ha aumentado cerca del 150 por ciento.

Paul Williamson, recolector de uvas dice que “cada año hace más calor, los viticultores se mueven hacia el norte.”

Hace tan solo unos años, Mark se dedicaba a los fondos de inversión de alto riesgo. En 2009 dejó la City de Londres y pensó en invertir su dinero en lechugas o en vino. Colgó el traje de chaqueta, se puso un buzo y ha invertido diez millones de libras en una propiedad vitivinícola.

Marck Driver, propietario de la bodega Rathfinny en Alfriston, Sussex, asegura que “hace dos mil años, los romanos estaban aquí y ya entonces tenían una propiedad, se cree, con viñedos. Luego, en la Edad Media, llego un periodo frío y nos convertimos en bebedores de cerveza. Las vides comenzaron a plantarse de nuevo en los 50, los 60 y los 70. Y ahora, con el cambio climático cada vez se ven más viñedos en Inglaterra.”

Triunfar lleva tiempo, pero las cartas son buenas: Rathfinny comparte el mismo estrato geológico de arcilla que la región francesa de Champagne.

David White, tiene muchas vendimias a sus espaldas,
“es inimaginable – dice -. He viajado por África, por Australia, he probado aquellos vinos y bueno es bastante sorprendente para mi, que estoy acostumbrado a ver vacas y ganado en estas colinas, constatar que ahora hay viñas y todo ha cambiado drasticamente.”

Mark compró la maquinaria en Francia. Se formó durante dos años para aprender el oficio de vitivinicultor. Dejó los fondos de alto riesgo y ahora lo que le preocupa es la tierra, cómo hacerlo bien y la paciencia. Espera que su producción comience a ser rentable en 2019 y si todo va bien podrá colocar en el mercado un millón de botellas en 2025.

Según Driver, se están “batiendo records de temperatura que no se habían producido en cien años. Si miras los datos en los últimos venticinco o treinta años ha subido la media anual de temperaturas. Hay más posibilidades de que la uva madure alcanzando los niveles adecuados de azúcar, de acidez y con el equilibrio que se necesita exactamente para producir un vino espumoso espectacular.”

Earsham, está situado más al norte, en el condado de Suffolk. Hannah y Ben pasaron dos años viviendo en el Beaujoulais francés. Antes ya habían vivido en otras zonas con viñedos y trabajaron vendimiando, en California, Grecia; y también, en Argentina, Chile, Àfrica del sur, Nueva Zelanda y Australia. A la pregunta de: cómo se escoge el mejor sitio para cultivar un viñedo, Ben Witchell responde que “el emplazamiento tiene que estar en una zona de baja altitud, idealmente cerca de la costa para evitar las heladas. Aunque la maduración y los niveles de azúcar no sean tan altos como en climas más cálidos, aquí se puede obtener un perfil de aroma interesante, desarrollando los compuestos fenólicos, la acidez y los aromas, para producir un vino que es bastante aromático y sabroso.”

Antes, Ben trabajaba en informática y Hannah en el sector turístico. Reunieron todos sus ahorros en esta nueva aventura, además de una ayuda de la Unión Europea. Compraron 12.500 cepas en Alemania, las plantaron, adquirieron la maquinaria necesaria e invirtieron 300.000 libras más, en el sueño de sus vidas.

Hannah explica que trabajan con uvas “Pinot-Blanc”, “vamos a producir con ellas vino blanco, asi que vamos a dejarlas madurar al máximo en la viña”, dice.

En la Universidad de East Anglia, Alistair Nesbitt, que ha realizado una investigación sobre el impacto del cambio climático en los viñedos ingleses, explica que “en los últimos diez, quince años, se ha observado un aumento de los viñedos en particular en el sureste de Inglaterra. Lo que probablemente ocurrirá en los proximos diez años o así es que los viñedos se extenderán hacia zonas de superficies cultivables por antonomasia como éstas de East Anglia”, predice.

Alistair recorre el país para respaldar con datos científicos a pioneros como Ben. Mide la temperatura, el viento y la humedad, por ejemplo. Explica que el hecho de exponerles los modelos microclimáticos es beneficioso tanto para los productores de vino como para la ciencia. A la pregunta de si puede confirmar el cambio climático, responde con una afirmativa.“Es real”, confirma. “Estamos viéndolo en los viñedos, estamos constatando que en los últimos sesenta años, la temperatura ha aumentado, durante la época de la cosecha, de un grado. No parece dicho así que sea mucho, pero es muy significativo cuando se habla de cultivar o no, viñas.”

ALL VIEWS

Teclear para averiguar

En euronews estamos orgullosos de contar con periodistas en todo el mundo listos para presentarles los puntos de vista locales sobre las noticias internacionales. Lea más sobre este tema en la lengua en la que ha sido escrito.

Traducción automática

Traducción automática

siguiente artículo

insiders

¿Qué será de Europa y del TTIP tras las elecciones en EE.UU.?