Última hora

Leyendo ahora:

El cambio climático también amenaza al Viejo Continente


insiders

El cambio climático también amenaza al Viejo Continente

Mientras los negociadores del planeta se reúnen en Marrakech para actuar contra el cambio climático, nosotros también abordamos este problema urgente.

¿Por qué es tan urgente? Porque el calentamiento global arrastra consigo un reguero de catástrofes: lluvias torrenciales, inundaciones, sequías extremas y efectos a largo plazo en el medioambiente, la economía y la salud.

Un consenso científico internacional señala a la actividad humana como causa del calentamiento global, a través de las emisiones de gas a efecto invernadero que genera nuestro consumo voraz de carburantes fósiles.

Evidencias que niegan los escépticos como el recién elegido presidente estadounidense Donald Trump, que afirman que la tierra ha pasado ya por épocas de enfriamiento y calentamiento a los largo de su historia.

Aunque hay que contextualizar las cosas, recordamos esta cifra:

Solo en el siglo pasado, la temperatura mundial aumentó 0,7 grados. Hoy, los científicos prevén un aumento entre 2 y 6 grados de aquí al final del siglo XXI.

¿Qué hace Europa para contener este fenómeno?

La Unión Europea ha ratificado el acuerdo de París, cuyo objetivo es mantener el alza de la temperatura global media por debajo de los dos grados centígrados. Algo que posiblemente no ocurrirá.

La Unión Europea afirma que pese a las malas previsiones se han adoptado medidas para reducir las emisiones de gases a efecto invernadero de aquí a 2020.

¿Pero qué está haciendo el resto del mundo?

Nuestra reportera Valérie Gauriat ha estado en Bosnia, donde las centrales de carbón contaminan áreas enteras sofocando a sus habitantes, a veces, hasta la muerte.

Doce centrales están en activo en los Balcanes y el plan es construir otras 17 de aquí a 2030. Proyectos en contradicción con las obligaciones medioambientales de Bosnia si quiere cumplir con los objetivos marcados en su acta de candidata a la entrada en la Unión Europea.

Aunque el tema sea serio, también hay aspectos positivos y en ocasiones el cambio climático puede ser una bendición. Como para el Reino Unido que gracias al aumento de las temperaturas está produciendo muy buenos vinos. Los caldos ingleses han recibido 120 medallas en el Concurso Internacional de vinos y en una cata a ciegas en París los expertos prefirieron un espumoso inglés al champán francés.

insiders

Nick Mabey: "El Mediterráneo se está calentando el doble que el resto del planeta"