Última hora

Leyendo ahora:

La Casa Blanca acusa a Trump y a Putin de los ciberataques a Clinton


EE.UU.

La Casa Blanca acusa a Trump y a Putin de los ciberataques a Clinton

La Casa Blanca ve la mano de Vladimir Putin detrás de los ciberataques que han influido en la campaña electoral y ha anunciado que tomará represalias. Esta acusación ha provocado un aumento de la tensión entre los dos países cuando quedan semanas para que Donald Trump se instale en el despacho oval.

El portavoz de Barack Obama, Josh Earnest, también ha acusado al presidente electo de aprovecharse de forma premeditada de este caso de piratería informática: “El presidente electo no cuestionó ese espionaje. Pidió a Rusia que pirateara a su oponente. Pidió a Rusia que espiara a la ex secretaria de Estado Clinton. Así que, seguramente, tiene bastante idea de dónde procedía el ciberataque”.

El jueves, Trump se burló del portavoz de la Casa Blanca y volvió a insinuar que las acciones de la administración Obama eran partidistas. El republicano dijo a través de Twitter: “Si Rusia o cualquier otra entidad estaba haciendo piratería informática… ¿Por qué la Casa Blanca esperó tanto tiempo para actuar? ¿Por qué solo se quejaron después de que Hillary perdiera?”

Lo cierto es que un mes antes de las elecciones la administración Obama acusó formalmente a Rusia de haber llevado a cabo operaciones de espionaje informático contra, entre otros, el Partido Demócrata y el equipo de Hillary Clinton con el objetivo de interferir en el proceso electoral. Los correos electrónicos pirateados fueron filtrados a Wikileaks.

El 9 de diciembre, el Washington Post publicaba que la CIA había llegado a la conclusión que este ataque se había hecho para favorecer la victoria de Trump y no solo para desacreditar el sistema democrático estadounidense. La agencia de inteligencia también descubrió los lazos entre los piratas informáticos y el Kremlin.

En plena campaña electoral, la candidata demócrata acusó directamente al presidente ruso.

“Cuando se le preguntó a Putin por esto tuvo dificultades para negarlo y muchos de ustedes lo vieron. De hecho, dijo que había sido bueno que el Comité Nacional Demócrata hubiera sido pirateado y todos los departamentos de inteligencia creen que fueron los servicios de espionaje rusos los que lo hicieron”, decía Clinton.

Pocas semanas después, el presidente ruso, Vladimir Putin, desmintió cualquier tipo de interés de su país en el ciberataque.

“Esto no tiene nada que ver con los intereses de Rusia. Es solo una histeria creada para distraer al público estadounidense y que así no vea el contenido de las informaciones que han divulgado los piratas informáticos”, apuntaba Putin.

Donald Trump ha alabado en varias ocasiones a Vladimir Putin y ha dicho que quiere estrechar lazos con el Kremlin. Una defensa que puede hacer que el presidente electo se encuentre cada vez más aislado.