Última hora

Leyendo ahora:

"No es fácil hacer predicciones en Davos"


Suiza

"No es fácil hacer predicciones en Davos"

ALL VIEWS

Teclear para averiguar

En nuestro primer reportage, Sarah Chappell hace un repaso de los temas geopolíticos que marcarán 2017.

“¿Estamos experimentando un retroceso de la globalización?”

¿Se orientan Rusia y los Estados Unidos hacia una nueva relación?

¿Están en peligro el futuro de la UE y de la OTAN?

Estas son algunas de las grandes preguntas abordadas en el Foro de Davos este año”, explica Sarah Chappell.

El riesgo geopolítico número 1

“El cambio de la situación geopolítica hace que las respuestas sean difícil de predecir, algunas dependerán de lo que nos depare 2017.”

La escalada de la tensión entre Estados Unidos y China es lo que más preocupa al doctor Robin Niblett, director del centro de Estudios Internacional Chatham House.

Eso es lo que se desprende, comenta, de las acciones de una facción del Congreso que exige, desde hace tiempo, una mayor dureza en la posición de Estados Unidos respecto a las reclamaciones marítimas de Pekín en el mar de la China meridional.

“Donald Trump ha señalado a China como una de las principales amenazas para Estados Unidos. Si Washington incrementa su presencia militar en el Mar de China meridional, como han sugerido algunos, entonces, China lo verá como una amenaza a su seguridad interna y responderá con una escalada militar que podría desembocar en un conflicto entre ambas potencias. Esto tendría repercusiones económicas devastadoras así como geopolíticas”, explica Robin Niblett, director de Chatham House.

En el Foro Económico Mundial se ha citado como riesgo geopolítico número uno el hecho de que nos dirijamos hacia un mundo multipolar. También se ha puesto de relieve el riesgo de que su multipliquen las vías por las que se acelerarán los conflictos latentes hoy.

“Los principales retos mundiales sobre la no proliferación o la ciberseguridad no van a desvanecerse. Me temo que no contemos con los mecanismos necesarios, en este momento, para sentar alrededor de la mesa a todos los actores en este nuevo mundo cada vez más multipolar, aunque eso no nos impide que hagamos el esfuerzo de negociar ya que se trata de riesgos mundiales reales”, explica Lee Howell, director ejecutivo del Foro Económico Mundial.

La incertidumbre es tal que, pocos en Davos se aventuran a predecir cómo van a moverse las placas tectónicas de la geopolítica mundial durante 2017.

Se van a producir ciertas correcciones de los excesos de la globalización

El presidente y CEO de Renault-Nissan Alliance es un habitual de Davos y tiene una visión perspicaz sobre el futuro. Como siempre, es un placer ponerse al día con Carlos Ghosn, dice Isabel Kumar, enviada especial de Euronews a Davos.

“Comencemos por algo divertido. ¿Qué es lo que más le interesa este año en cuestión de avances tecnológicos?”, pregunta Kumar.

“Bueno, muchas cosas, obviamente, este año se va a bombardear al público con publicidad sobre los coches eléctricos, que, como sabe, van a convertirse en una nueva moda. También se está avanzando mucho en el terreno de los coches sin conductor, la autonomía en la conducción y la conectividad en el interior de los vehículos y de los diferentes servicios. Van a pasar muchas cosas en este 2017 y me interesa seguir de cerca toda esta transformación de nuestros productos, todo eso es lo que tenemos delante de nosotros”, dice Carlos Ghosn.

“Vemos grandes avances en el horizonte como nos cuenta. También presentimos un retroceso de la globalización, eso es algo que escuchamos con regularidad aquí en Davos, ¿le preocupa?”, pregunta Isabel Kumar.

“Hay razones para preocuparse aunque, personalmente, no soy pesimista sobre ello, porque, a todos, de alguna manera, nos interesa la globalización. No creo, en el caso de que haya un cierto retroceso, que vaya muy lejos. Creo que van a producirse correcciones de ciertos excesos. También se va a insistir en un mejor marketing sobre las ventajas de la globalización, pero, sinceramente, no creo que vaya a darse un retroceso de la globalización, ni que vaya a ser dramático, ni que vaya a haber una negación de la globalización que, sin duda, va a continuar. Puede que de otra manera, con cierto límites, alguna que otra corrección de sus excesos, con percepciones que cambiarán, pero va a continuar”, insiste Carlos Ghosn.

“Respecto a Donald Trump, ¿cómo cree usted que va a afectar su presidencia a la industria automovilística?, un tema del que ha hablado mucho”, pregunta Isabel Kumar.

“Sí, pero creo que, al mismo tiempo, hay demasiadas especulaciones sobre la posición de la nueva administración. Prefiero recordar dos temas sobre los que el nuevo presidente ha sido extremadamente claro: Estados Unidos primero y el trabajo.

El mensaje que ha enviado es el siguente: aquellas compañías que operen en Estados Unidos, si dan la sensación de que son beneficiosas para el país, ante todo, y siguen generando puestos de trabajo, la administración las tratará bien.

Los constructores de coches han adoptado su estrategia en función del acuerdo existente, y este es el NAFTA. Es muy probable que el NAFTA cambien, no lo sabemos aún pero es probable. La nueva administración va a renegociar ciertos acuerdos pero no creo que nadie esté tratando de decir que el libre comercio va a dejar de existir, no, se tratará de otro tipo de libre comercio que, quizá, tome más en consideración los intereses de la principal economía que pactó el NAFTA. Estamos de acuerdo con esto y vamos a adaptarnos a la situación”, explica Ghosn.

“¿Y qué papel juega Europa en todo esto? porque, obviamente, se aproximan tiempos inciertos para Europa, dice Isabel Kumar.

“Bueno, es evidente que la incertidumbre se acrecienta con la multiplicación de citas electorales importantes este 2017 en Europa. La incertidumbre viene de aquí no de la economía. Desde ese punto de vista, confío en que será un buen año para Europa. No habrá un crecimiento fabuloso, será, más bien, razonable, a la espera de que se instalen los nuevos gobiernos tras los comicios. Esperamos que, en 2018, la economía se dirija hacia una perspectiva más clara”, aclara Ghosn.

Se espera que 2017 saque a la economía mundial de su estancamiento

2016 fue un año deslucido en términos económicos y las previsiones no fueron muy alagüeñas para este 2017. Sarah Chappell nos esboza las previsiones sobre 2017.

“Demasiado lenta durante mucho tiempo”, ese fue el veredicto del Fondo Monetario Internacional respecto a la economía global a mediados de 2016.

Las ganancias en las economías avanzadas fueron modestas y los mercados emergentes crecieron alrededor del 3% durante los últimos años.

Sarah Chappell: “Aquí en el Foro Económico de Davos, se espera que 2017 saque a la economía mundial de su estancamiento. También se es consciente de que la dirección que adopte Estados Unidos será crucial.”

El nuevo presidente de Estados Unidos ha prometido reducir los impuestos y la regulación.

Jeff Schumacher, presidente ejecutivo de la firma de inversiones BCG, admite no ser un admirador de los principios de Trump pero se muestra optimista respecto a lo que la nueva presidencia representa para los negocios.

“Trump acabará actuando como un empresario e impulsará el crecimiento en Estados Unidos. Si se reducen los impuestos a las empresas y la regulación, entonces, esto atraerá al capital. Este flujo de capital y de crecimiento acabará repercutiendo en el resto de la economía global debido al tamaño de la economía y del mercado estadounidense”, dice Schumacher.

Pero de igual manera que Estados Unidos puede ser el motor del crecimiento global, también podría frenarlo. Si Trump aplica algunas de las medidas proteccionistas que prometió, entonces, podría haber problemas, como explica Nariman Behravesh, director económico de IHS Consulting:

“Si se genera crecimiento con política populistas, esto está bien. Creo que es realmente lo que va a pasar al final. Pero si nos orientamos hacia un proteccionismo populista, esto podría ser desastroso para Estados Unidos, China y el resto del mundo. Estaríamos frente a una recesión.”

El ambiente en los pasillos de Davos

Veamos cómo está el ambiente en los pasillos del foro de Davos donde podemos enterarnos de rumores sabrosos. Sarah Chappell se ha dado una vuelta para tomar la temperatura al foro.

Los eventos que marcaron 2016 han dominado el debate en Davos. Hemos preguntado a diferentes delegados qué es lo que esperan para este año 2017.

“En la vida hay ciclos, altos y bajos, pero debemos ser siempre optimistas, mirar hacia adelante”, dice Rosan Roeslani, director de la Cámara de Comercio de Indonesia.

“Espero que los líderes del mundo rico tengan en cuenta, este año, los problemas de la otra parte del mundo. Espero que se preocupen de los refugiados, de la gente que arriesga su vida cruzando el mar, de los niños de Siria, de todos esos problemas para los que aún se se hallado solución, desgraciadamente”, se queja Anat Bar-Gera, presidenta de Cyverse.

“Cada año venimos con ciertas esperanzas a Davos y nunca se realizan. En mi caso, he asistido a este foro desde hace 25 años. Hace dos o tres años no podíamos ni imaginar que Modi sería el primer ministro de la India, que el Brexit llegara de verdad a ocurrir o que Trump fuera elegido presidente. Hacer pronósticos en Davos no es fácil”, explica Dhruv Sawhney, director de Triveni Turbine Ltd.

Hemos estado muy ocupados esta semana en el foro Económico de Davos, si quieren consultar nuestros reportajes, háganlo en nuestra página web, euronews.com. Gracias por seguirnos.

ALL VIEWS

Teclear para averiguar

En euronews estamos orgullosos de contar con periodistas en todo el mundo listos para presentarles los puntos de vista locales sobre las noticias internacionales. Lea más sobre este tema en la lengua en la que ha sido escrito.

Traducción automática

Traducción automática

internacionales

La ultraderecha Europea cierra filas en un año de elecciones decisivas para Europa