Última hora

Presidenciales francesas: ¿el ejercicio del poder en los municipios del FN ha convencido al electorado para votar por Marine le Pen en las presidenciales?

Beaucaire es uno de los 11 municipios franceses con alcalde del FN. ¿Qué hará el electorado FN? Análisis "in situ" y con Valérie Igounet historiadora.

Leyendo ahora:

Presidenciales francesas: ¿el ejercicio del poder en los municipios del FN ha convencido al electorado para votar por Marine le Pen en las presidenciales?

Tamaño de texto Aa Aa

allviews Created with Sketch. Punto de vista

"Hoy este partido que se dice de derechas y de izquierdas pretende, atraer a todo el mundo. De hecho, entre los 144 compromisos del programa presidencial de le Pen, hay medidas para todos los gustos. Pero en el fondo, el Frente Nacional, no ha cambiado y hay que decirlo."

Valérie Igounet historiadora
  • ¿El ejercicio del poder en los municipios del Frente Nacional ha convencido a este electorado para apoyar a Marine le Pen en las presidenciales?*
  • Beaucaire, en el sureste francés es uno de los once municipios en los que el Frente Nacional ganó hace tres años. La tasa de desempleo roza el 20 % a pesar de su atractivo turístico. La población de origen magrebí y sudamericana está muy presente, y constituye la base de la mano de obra agrícola de la región. Beaucaire es, a nivel local, un ejemplo de gobernanza del FN de Marine Le Pen.

    Su alcalde, Julien Sánchez apareció en los peródicos por haberla invitado y haber organizado el 11 de enero de 2015 una marcha contra los atentados, paralela a la de París, de la que Le Pen había sido excluída. Sánchez también dio que hablar por haber bautizado una calle: Brexit.

    La receta del Frente Nacional en los municipios que administra se basa en el contacto con la gente y la visibilidad. Julien Sánchez está muy presente en el pueblo, ha reforzado los efectivos de la policía municipal y el respeto de las tradiciones locales es prioritario para él.

    Sánchez tiene muchos devotos en Beaucaire. Pocos aceptan admitirlo ante la cámara, aunque hay excepciones. Astrid Quentin, panadera trabaja en el mercado al aire libre de Beaucaire: “El alcalde es del Frente Nacional. Todos mis clientes me hablan bien de él incluso los que no son del FN. Yo, voy a votar FN, no me da miedo decirlo. Pienso primero en la inmigración. Lo asumo, y lo digo sin vergüenza: para mí los franceses, primero. Ya está dicho. Pero si luego las cosas no cambian, ya no votaré, la política me habrá decepcionado definitivamente”.

    Hijo de un sindicalista y una enfermera, Sánchez se interesó muy pronto por la política. Su manera de comunicar ha contribuído a cambiar la imagen del Frente Nacional en estos últimos años. Es uno de los consejeros estratégicos de la campaña electoral de Le Pen. Confiesa que está “en el Frente Nacional desde que tenía 16 años, o lo que es lo mismo: la mitad de mi vida la he pasado en el Frente Nacional porque considero que para aportar las soluciones adecuadas para el país, hay que comprobar los hechos correctamente, y creo que el Frente Nacional es el único que no cierra los ojos ante la evidencia de la situación en Francia y quien puede proponer las soluciones mejor adaptadas”

    El Frente Nacional está muy presente sobre el terreno y en internet. Marine Le Pen comprendió enseguida la importancia de las redes sociales: tiene más de un millón de seguidores en Facebook y otros tantos en twitter. Los temas estrella del FN son la seguridad, la immigración y el empleo, un trío con el que su base se identifica.

    Laurence sylvestre, contable jubilada ahora comenta que “al principio votaba Jean-Marie le Pen. Es cierto que él era un poco más duro con la immigración, a mi me parece que Marine es más blanda. De todas formas, no es que yo tenga algo contra los musulmanes ocontra quien sea !Nada que ver! Pero con todos los emigrantes que están llegando, hay que parar. No tenemos trabajo, asi que yo creo que estaría muy bien cerrar las fronteras.”

    Su hija Sabrina Berqué comenta: “Ya lo hemos intentado todo. Ahora sólo queda Marine. Que gane primero y luego ya se verá. Queremos dar un futuro a nuestros hijos. Yo creo que es importante. ¡Hoy no sabemos qué sera de nosotros asi que ellos, menos aún!

    Pero no todos están satisfechos con el alcalde del FN. El malestar es tal, que la oposición hace piña. Denuncia una comunicación invasiva – y a veces engañosa – y una cascada de procedimientos judiciales.

    En base a su experiencia a nivel local, ¿imaginan a Marine Le Pen al frente del país?.

    Stéphane Linossier, del colectivo de izquierdas Réagir pour Beaucaire en la oposición en el ayuntamiento: “Aquí, a nivel municipal, la práctica del poder está concentrada en manos de un solo hombre: Sánchez, que no delega. Si trasladamos esta actitud a escala nacional, Marine Le pen, tendría un poder absoluto porque en la quinta República todos los poderes recaen en el presidente, o la presidenta, y eso sería terrible”, explica.

    La Unión ciudadana de Beaucaire, es una asociación de lucha contra el racismo y la discriminación, Laure Cordelet, no esconde su inquietud: “Si gana Marine le Pen arremetería en primar lugar contra las libertades individuales. Aquí el alcalde arremete contra la libertad de conciencia y de expresión. Si uno expresa su punto de vista, él se victimiza, le parece que vas en su contra. Y luego, yo no estoy en política ni soy economista, pero el cierre de las fronteras en un sinsentido, y yo me opongo a dejar la Unión Europea porque soy una pro-europea convencida”.

    Pocos son los electores del FN que nos hablan de Europa en Beaucaire. Aunque algunos confiesan que abandonar el euro les inquieta. En cualquier caso, la división de opiniones aquí es frontal. Y para Sánchez la única fractura que existe – si la hay -está entre quienes acatan las normas y… los “otros”.

    Ingounet: en el Frente Nacional nada ha cambiado es un partido que se asume xenófobo

    Valérie Igounet es historiadora. Ha investigado durante 20 años el Frente Nacional y el negacionismo y ha escrito varios libros sobre el tema.

    Nuestra colega, Sandrine Delorme la ha entrevistado

    - Sandrine Delorme:

    Valérie Igounet, usted ha publicado “La ilusión Nacional” un libro que resume un trabajo de investigación durante dos años, sobre el electorado del FN y los municipios del Frente Nacional. ¿Qué es lo que más le ha marcado?

    - Valérie Igounet, especialista en el Frente Nacional
    “Lo primero: una desilusión total con la política francesa, la gente creyó en ella y hoy, ya no confian para nada. Muchos insisten en que las promesas no se cumplen, lo subrayan. A veces los poíticos llegan rodeados de cámaras y no vuelven, o prometen cosas que no cumplen. Confían en Marine le Pen y lo explican: da la cara, promete y el FN no ha estado nunca en el poder, hay que intentarlo, eso lo dicen mucho”.

    - Sandrine Delorme:
    Me decía usted que el Frente Nacional había evolucionado mucho, que había cambiado. ¿Es un cambio profundo, real… o es artificial, superficial?

    - Valérie Igounet, especialista en el Frente Nacional:
    “Hoy este partido que se dice de derechas y de izquierdas pretende, atraer a todo el mundo. De hecho, entre los 144 compromisos del programa presidencial de le Pen, hay medidas para todos los gustos.

    Pero en el fondo, el Frente Nacional, no ha cambiado y hay que decirlo. Sin embargo hay una diferencia: los electores piensan que esta mujer, presidenta del Frente Nacional desde hace algunos años, ha cambiado el partido, piensan que no es el mismo, algunos dicen incluso que ya no es racista.

    En cuanto a la fobia por el Islam, el Frente Nacional es xenófobo y lo asume totalmente, sin problema. Su prioridad nacional: los franceses primero, no está exenta de xenofobia, eso está claro.”