Última hora

Última hora

Gabriel García Márquez tendrá su plaza en París

Leyendo ahora:

Gabriel García Márquez tendrá su plaza en París

Tamaño de texto Aa Aa

La plaza Gabriel García Márquez (1927-2014) se inaugura en la “ciudad luz”, este viernes 23 de junio, en presencia de Anne Hidalgo, alcaldesa de París y Juan Manuel Santos, presidente de Colombia.

Gabriel García Márquez, Premio Nobel de Literatura en 1982, residió en la ciudad luz entre los años 1956 y 1957, donde escribió su famosa novela “El Coronel no tiene quien le escriba”. La inauguración de su plaza parisiense tendrá lugar cerca en la intersección entre la Rue du Bac y la Rue de Montalembert, en el septimo distrito de París.


Francia acogerá 250 acontecimientos culturales colombianos durante los próximos seis meses con motivo del proyecto Año Colombia Francia 2017.

Tras seis meses de actividades culturales francesas en Colombia, ahora es el turno del país latinoamericano en Francia, en el contexto de un proyecto entre sus gobiernos, para profundizar las relaciones culturales entre ambos.


García Márquez, máximo representante del Boom de la literatura hispanoamericana de los años 60, contribuyó decisivamente a la proyección internacional de la narrativa de América Latina.


Periodismo y literatura

García Márquez, conocido también como Gabo, comenzó su carrera como periodista mientras estudiaba Derecho en la Universidad de Cartagena.

“El periodismo me ha ayudado a establecer un estrecho contacto con la vida y me ha enseñado a escribir. La obra creativa, de fantasía, ha dado valor literario a mis trabajos como periodista”.

Gabo siempre reflejó su pasión por medio de las letras y su facilidad de escribir, y solía decir: “Cuando uno se aburre escribiendo, el lector se aburre leyendo”.

En 1948 y 1949 escribió para el diario El Universal de Cartagena. Desde 1950 hasta 1952, escribió una columna con el seudónimo de “Séptimus” para el periódico local El Heraldo de Barranquilla.

En febrero de 1954, García Márquez se integró en la redacción de El Espectador, donde en un principio ejercía como primer columnista de cine del periodismo colombiano, convirtiéndose después en brillante cronista y reportero.

El año siguiente apareció en Bogotá el primer número de la revista Mito, bajo la dirección de Jorge Gaitán Durán.
Gabriel García Márquez publicaría tres trabajos en la revista: un capítulo de “La hojarasca”, el “Monólogo de Isabel viendo llover en Macondo” (1955) y la novela breve “El coronel no tiene quien le escriba” (1958).


Gabriel García Márquez vivió una larga temporada en París en aquellos años. Recorrió además Polonia, Hungría, la República Democrática Alemana, Checoslovaquia y la Unión Soviética.

Continuó como corresponsal de El Espectador, aunque en precarias condiciones, pues aunque escribió las novelas, “El coronel no tiene quien le escriba” y “La mala hora”, vivía esperando siempre el giro mensual que El Espectador debía enviarle pero que solía demorarse debido a las dificultades del diario con el régimen de Rojas Pinilla.

Cuando El Espectador fue clausurado por la dictadura, Gabo fue corresponsal de El Independiente, y colaboró también con la revista venezolana Élite y la publicación Cromos.

La estancia en Europa permitió a García Márquez ver América Latina desde otra perspectiva. Con la distancia, vió mejor las diferencias entre los distintos países latinoamericanos, y, sobre todo, tomó mucho material para escribir cuentos acerca de los latinos que vivían en la Ciudad de la Luz.