Última hora

Leyendo ahora:

La crisis en la turística isla de Guam


EE.UU.

La crisis en la turística isla de Guam

La lejana isla de Guam acapara de repente los titulares de todo el mundo. La escalada belicosa entre Estados Unidos y Corea del Norte converge ahora en este territorio del Pacífico, como base militar estadounidense a la que Pionyang dice que apuntan sus misiles este mes de agosto.

En realidad, este es un preciado destino turístico para japoneses y surcoreanos. Pero, a 3.500 kilómetros de Corea del Norte, Piongyang asegura que en menos de dieciocho minutos sus misiles pueden alcanzar las costas de Guam volando por encima de Japón.

“En parte, somos conocidos como base militar de Estados Unidos para proteger la paz y la estabilidad en la región”, explica el exasesor en la isla del departamento del Interior estadounidense, Tony Babauta. “Es desafortunado que se produzcan tensiones como esta en la zona y que la gente sepa más sobre nosotros por el conflicto entre Estados Unidos y Corea del Norte. De hecho, Guam es un sitio precioso. Es un paraíso”.

En Guam, viven 163.000 personas. Las autoridades, pese a no subir el nivel de alerta, anuncian que informarán por los altavoces utilizados para los tsunamis cualquier cambio en el nivel de amenaza. La isla está equipada con un escudo antimisiles.

“¿Qué está haciendo el presidente para protegernos?”, se queja esta ciudadana. “Le echo la culpa. Es rico, tiene mucho dinero y está protegido. ¿Pero qué pasa con nosotros? ¿Qué pasa con aquellos que no tienen protección? Tengo miedo”.

“Tengo un primo que vive en Corea del Sur y envía mensajes por internet diciendo que el tema no le preocupa”, relativiza este otro ciudadano. “Dice que sigamos con nuestra vida, bebamos cerveza y nos divirtamos”.

Anualmente, Guam recibe un millón y medio de turistas. Lo que le proporciona al territorio una tercera parte de sus empleos. Por el momento, el sector dice no haber notado una bajada importante en las reservas. Y los aviones con estos veraneantes siguen despegando y aterrizando con normalidad en la isla.