Última hora

La noche más larga de Ciudad de México

Leyendo ahora:

La noche más larga de Ciudad de México

Tamaño de texto Aa Aa

En pijama y a oscuras. Así que tuvieron que abandonar sus casas muchos de los habitantes de Ciudad de México, la capital del país. El terremoto ocurrió de noche, cuando mucha gente se encontraba ya descansando.

“Fue horrible, decía una señora poco después del sismo. Al principio no fue muy fuerte pero cuando empezamos a bajar por las escaleras todo se movió. Hubo una fuerte sacudida, mucho más fuerte que la primera. Empezamos todos a correr. Fue horrible”.

“El edificio empezó a moverse y las luces se apagaron, explicaba una chica. Me agarré a una amiga, me puse a llorar. Lloraba porque nunca había vivido algo semejante. Sufrimos otros sismos pero no como éste”.

“Me dí cuenta inmediatamente de lo que ocurría así que me puse la chaqueta, apagué la televisión y salí a la calle. Ví a mucha gente bajando a la avenida. La gente salí de los edificios en pijama con algunas pertenencias y sus perros. Fue terrible, la verdad”, afirmaba un señor.

Los cortes de electricidad pero también el miedo a una réplica de gran intensidad impidieron que muchos habitantes de la capital volviesen inmediatamente a sus casas.