Última hora

Última hora

521 tiroteos masivos en 477 días: la obsesión de los EEUU con las armas en gráficos

Tras la matanza en Las Vegas, hacemos un repaso a la situación de las armas de fuego en Estados Unidos. Un país que concentra casi la mitad de las armas de propiedad civil en el mundo.

Leyendo ahora:

521 tiroteos masivos en 477 días: la obsesión de los EEUU con las armas en gráficos

Tamaño de texto Aa Aa

Estados Unidos es uno de los pocos países donde el derecho a portar armas está protegido por la constitución estatal.

La segunda enmienda de la Constitución de los Estados Unidos dice: “Una milicia bien reglamentada, que es necesaria para la seguridad de un Estado libre, el derecho del pueblo a tener y portar armas, no será infringido”.

Por tanto, no es ninguna sorpresa que muchos adultos en los EEUU elijan llevar una pistola ¿Cuántos son exactamente y en relación con otros países? ¿Cuál es el arma preferida?

Los tiroteos masivos como los de Charleston, Orlando y Las Vegas ponen de actualidad el debate sobre la ley de armas de EEUU. Con el 30% de los adultos portando un arma de fuego, ¿cuáles son las repercusiones reales en la población?

El ex presidente Barack Obama lideró una cruzada durante su mandato a favor del control de armas y expresó su exasperación con la muerte de civiles estadounidenses a causa de armas de fuego.

“Aquí están las estadísticas: Por población, nos matamos unos a otros con armas una tasa 297x más que Japón, 49 veces más que Francia, 33 veces más que Israel”, recriminó en Twitter.


En su reivindicación, Obama encontró siempre la oposición de la Asociación Nacional del Rifle. “La obsesión del presidente Obama con el control de armas no conoce fronteras”, dijo entonces este poderoso grupo de presión estadounidense.

Trump, que firmó un proyecto de ley en febrero para revertir una regulación de la era Obama que hizo más difícil para las personas con enfermedades mentales comprar pistolas, no mencionó las leyes estadounidenses sobre el portar armas de fuego en su discurso después de los 59 muertos y 525 heridos en Las Vegas. Algo que fue criticado tanto por los activistas anti-armas como por los legisladores demócratas.