Última hora

Última hora

Periodistas en Cataluña denuncian presiones políticas y acoso en las redes sociales

Reporteros sin Fronteras acusa a la "extrema polarización en la política y la sociedad catalana" de haber "corrompido" el clima para el libre ejercicio del periodismo en Cataluña.

Leyendo ahora:

Periodistas en Cataluña denuncian presiones políticas y acoso en las redes sociales

Tamaño de texto Aa Aa

La organización internacional Reporteros sin Fronteras (RSF) ha publicado un informe en inglés en el que denuncia el hostigamiento en las redes sociales, así como las presiones políticas a las que han sido sometidos profesionales de los medios de comunicación en Cataluña.


Pauline Adès-Mevel, jefe de la oficina de RSF Unión Europea-Balcanes, acusa a la “extrema polarización en la política y la sociedad catalana” de haber “corrompido” el clima para el libre ejercicio del periodismo:

“La impaciencia del gobierno regional por imponer su propia narrativa a la prensa local, española e internacional ha cruzado líneas rojas, y las maniobras intimidatorias del gobierno central español ciertamente no han ayudado. Ambas partes deben entender que el mejor signo de una democracia es la libertad de prensa, con periodistas que buscan información veraz y no sienten necesidad de autocensurarse”.

RSF dice que una de las principales quejas de los periodistas ha sido el excesivo interés de algunos políticos separatistas y sus gabinetes de prensa en “editar” o “corregir sus informaciones”.

“Generalmente, el trato es profesional y amigable”, dice Julia Macher, corresponsal alemana en Barcelona. “Sin embargo, hay un oficial del gobierno en particular que, en un impulso propagandístico muy claro expresado a través de mensajes de Whatsapp, recomienda artículos y en algunos casos incluso sugiere ‘términos apropiados para ser usados’ (por ejemplo, para diferenciar claramente a la policía catalana de la policía española). Estoy bastante asombrada por eso, y trato de que mi trabajo no se contamine con esto”.

“He tenido acceso a un documento escrito por encargados de prensa de un organismo consultivo gubernamental que contenía la lista de todos los corresponsales extranjeros en España, con comentarios como ‘muy sensible al tema catalán’ o ‘muy crítico de la independencia’”, dice el corresponsal francés Henry Laguérie.

Las redes sociales, fiel reflejo de la polarización, se han convertido en espacios de linchamiento para periodistas en Cataluña. “En las redes sociales, especialmente Twitter, tan pronto como escribimos algo sobre el tema, sabemos que vamos a ser interpretados de un modo u otro, porque el sujeto es muy sensible, a veces incluso un poco obsesivo”, explica Mathieu de Taillac, corresponsal en Madrid para el diario francés Le Figaro.

El informe enumera las causas que han llevado a esta situación entre las que figuran la radicalización del conflicto y la escalada de violencia.

Al respecto, varios periodistas denuncian haber sido golpeados durante las cargas policiales del pasado 1 de octubre. Xabi Barrena, de El Periódico de Catalunya, y Sofía Cabanes, de NacióDigital, dicen haber sido atacados por agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil mientras cubrían el referéndum en colegios electorales.

El presentador de ‘Al rojo vivo’ de la Sexta, Antonio García Ferreras, también ha dicho haber sufrido hostigamientos, pero de otro tipo. Su equipo tuvo que salir escoltado por agentes de los Mossos del Parlamento catalán, por los ataques de un grupo de separatistas que les persiguieron con insultos y amenazas de muerte y les arrojaron cerveza.


RSF también cuestiona el papel de las televisiones y radios públicas por haber sesgado las informaciones sobre Cataluña más allá de su línea editorial. “RSF observa un claro sesgo en los reportajes de noticias de ambos RTVE (Radio y Televisión Pública Española) y TV3 (Televisión Pública catalana) en favor de los Gobiernos central y regional, respectivamente”, apunta el informe.