Última hora

Última hora

La nube radiactiva que cubrió Europa procedía de Rusia

Leyendo ahora:

La nube radiactiva que cubrió Europa procedía de Rusia

Tamaño de texto Aa Aa

Por primera vez una agencia rusa reconoce la existencia de una nube tóxica en Rusia, que afectó a toda Europa. Se trata de la agencia de meteorología Rosguidromet, que ha reconocido que a finales de septiembre hubo una concentración “extremadamente alta” de rutenio 106 en diferentes regiones de Rusia, confirmando los informes de redes europeas de vigilancia de la radiactividad. Hasta ahora Moscú ha negado toda implicación.

Según la agencia rusa, la localidad de Cheliábinsk, en el sur de los Urales, es donde se registró la mayor concentración de rutenio 106, excediendo en casi mil (986) veces las concentraciones del mes anterior.

La nube tóxica fue detectada en la república de Tartaristán y después en el sur del país, antes de afectar, a partir del 29 de septiembre, “a todos los países europeos”.

Tras llevar a cabo una investigación, el instituto de radioprotección y de seguridad nuclear (IRSN) francés indicó que la zona de origen de la nube tóxica se situaría entre el Volga y los Urales. También lanzaba la hipótesis de que la fuente de la contaminación fuera una instalación ligada al ciclo del combustible nuclear. Al mismo tiempo aseguraba que los niveles de concentración en el aire de rutenio 106 detectados en Francia y en Europa no suponían ningún riesgo ni para la salud humana ni para el medio ambiente.