Última hora

Última hora

Ratko Mladic, el "carnicero de los Balcanes"

Leyendo ahora:

Ratko Mladic, el "carnicero de los Balcanes"

Tamaño de texto Aa Aa

Ratko Mladic comenzó su carrera en el Ejército Popular Yugoslavo. Su ascensión fue fulgurante. En 1992 fue nombrado jefe del estado mayor del Ejército serbobosnio.

Conservará este puesto durante toda la guerra, hasta diciembre de 1996.

En esos cuatro años se produjeron los crímenes que le atribuye elTribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia.

Mladic debe su ascenso a Radovan Karadzic, entoncespresidente serbobosnio. Amboscolaboraronpara poner en marcha la campaña de limpieza étnica contra los croatas y musulmanes de Bosnia.

Llevan a cabo deportaciones y confinamiento de civiles no serbios, entre otras prácticas prohibidas por el derecho internacional. En 1992, Europa es de nuevo testigo de campos de concentración, comoel de Omarska.

Con los conocimientos demilitar ylos medios de un ejército, el general puso en marcha el asediode Sarajevo.

La capital bosnia, sin defensa,fue bombardeada sin piedad durante 43 meses. Los civiles fueron víctimas delos bombardeos y objetivo de los francotiradores bajo la mirada impotente de los cascos azules holandeses. Por todo esto Mladic fueacusado de genocidio.

Es el crimen más grave reconocido por el derecho internacional, que también se le atribuye por la matanza de Srebrenica.

En julio de 1995 miles de civiles se refugiaronallí huyendo del avance de las tropas de Mladic.

Durante cuatro díasunos 8.000 musulmanes, hombres y niños de más de 12 años, fueron fusilados y enterrados en fosas comunes.

El Tribunal Penal Internacional le acusapor primera vez en 1995, de genocidio y crímenes de guerra y de lesahumanidad. Acumula 15 cargos. Protegido hasta 2001 por Milosevic, tras su arresto,desaparece.

Permanece en clandestinidad hasta que en 2011 el presidente serbio Boris Tadic anunciasu captura, y posterior extradición a la Haya.

En su primera comparecencia en junio de 2011 negó con la cabeza los cargos que le leyó el juez, y rechazó declararse culpable o inocente.

El juicio comenzó a mediados del pasado mes de mayo, con un deteriorado estado de salud del acusado, de 70 años.