Última hora

Última hora

Sentenciada a pagar 10 mil euros a su hijo si publica fotos suyas en Facebook

Leyendo ahora:

Sentenciada a pagar 10 mil euros a su hijo si publica fotos suyas en Facebook

Tamaño de texto Aa Aa

Si tienes hijos menores de edad y sigues compartiendo sus imágenes en Facebook o Instagram con ligereza, detente un momento y piensa en las consecuencias. 

Punto de vista

"Criticamos a los adolescentes por su comportamiento en las redes, pero los padres no se comportan mejor"

Eric Delcroix Experto en ética

El Tribunal de Roma ha establecido que una madre tendrá que pagar hasta 10 mil euros a su hijo de 16 años si continúa compartiendo "noticias, datos, imágenes y vídeos" en las redes sociales relacionadas con su hijo menor de edad y no procede inmediatamente a la eliminación de todos estos contenidos anteriormente publicados.

La sentencia (causa 39913/2015) dictada por la jueza Monica Velletti el 23 de diciembre del año pasado tiene por objeto proteger al niño, molesto por el comportamiento de su madre que daba a conocer todos los detalles de su historia familiar y personal en las redes sociales.

Una situación insostenible para el menor que pidió a los jueces la posibilidad de seguir sus estudios en el extranjero, en un colegio de Estados Unidos, para "alejarse del actual contexto social, en el que todos sus compañeros estarían al tanto de sus asuntos personales, puestos en conocimiento por su madre con el uso constante y sistemático de las redes sociales". 

La madre no se había abstenido de publicar ni siquiera "contenidos relacionados con los procedimientos judiciales entre padres", creando "malestar" a su hijo porque vulneraban su vida privada en lo que la Corte Suprema italiana considera como "un ágora virtual, un cuadrado inmaterial" que permite un número indeterminado de accesos y visiones.

Un precedente único en Italia

La decisión del juzgado italiano hace referencia al artículo 96 de la ley de derecho de autor, que establece que "el retrato de una persona no podrá ser exhibido, reproducido o comercializado sin su consentimiento", salvo en casos de personas conocidas o de interés público.

"Se trata de un precedente único en Italia, que dicta un fuerte principio jurídico para la protección de los menores", escribe el diario italiano Il Sole 24 Ore, hasta el punto de que las disposiciones que regulan la gestión pública de la imagen de los menores han comenzado a discutirse en los procesos de separación de mutuo acuerdo.

Esto quiere decir que entre los temas que tienen que acordar una pareja durante su proceso de divorcio ahora figura el uso de las imágenes de los hijos menores de edad en las redes sociales.

¿Tienes a tu hijo como foto de fondo en WhatsApp? Es mejor que se recibas la autorización de tu exmarido.

Los menores también gozan de una protección reforzada en virtud del artículo 16 de la Convención sobre los Derechos del Niño, aprobada en Nueva York el 20 de noviembre de 1989 y ratificada en Italia por la Ley 176/1991: "Se prohíbe toda injerencia arbitraria o ilegal en la vida privada del niño".

¿Qué pasa en otros países de la UE?

En Francia , existe el riesgo de ser sentenciado a un año de prisión o a una multa de 45.000 euros, dice el periódico italiano Repubblica , si los niños deciden denunciar a sus padres por violación de su privacidad. La ley francesa exige que los padres protejan la imagen de sus hijos.

En Austria, una joven de 18 años de edad denunció a sus padres por publicar cientos de fotos en Facebook que retrataban a su hijo en momentos íntimos y privados, sin pedirle permiso. Según la legislación austriaca sobre protección de datos, corren el riesgo de tener que pagar una multa de 3.000 a 10.000 euros, escribe el Corriere.

CC0 Creative Commons

El reglamento europeo único

El 25 de mayo entrará en vigor en Europa el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR, por sus siglas en inglés General Data Protection Regulation), por el que los proveedores de servicios de Internet y redes sociales deben solicitar el consentimiento de los padres o titulares de la patria potestad para el tratamiento de los datos personales de los menores de 16 años. 

Garantiza también una protección específica a los niños porque son menos conscientes de los riesgos y consecuencias de utilizar sus datos personales en Internet.

El Reglamento de la UE 2016/679 "supera todas las disposiciones contradictorias a nivel europeo, mide con la misma vara y equipara un poco todas las posiciones creando un marco jurídico único para todos", dice a euronews Maurizio Mensi, miembro del Servicio Jurídico de la Comisión Europea y profesor del curso de Derecho de la Información y la Comunicación en el Departamento de Ciencias Políticas de LUISS de Roma.

¿Un problema de conciencia o legalidad?

En el caso de la sentencia de Roma, según el abogado Giuseppe Croari, experto en derecho informático, la licencia de Facebook fue violada en primer lugar, lo que supone que quien publica una foto es el propietario de las imágenes o tiene todos los derechos.

Raffaele Barberio, Presidente de Privacy Italy, recuerda además que compartir imágenes de los niños en un espacio público les expone a "riesgos increíbles".

Las fotos pueden ser "retocadas y utilizadas en material pornográfico infantil", pero no sólo eso: "una persona malintencionada puede estar en condiciones de encontrar el camino del hogar a la escuela del menor, o localizarlo geográficamente, o conocer los hábitos familiares".

Según el experto en ética y derecho Eric Delcroix en Le Figaro,"en pocos años, los niños de hoy en día podrán llevar fácilmente a sus madres y padres, culpables de haber publicado sus fotos en Internet, ante un juez". 

"Criticamos a los adolescentes por su comportamiento en las redes, pero los padres no se comportan mejor", señala.

La cuestión ética

La página web Wired advierte de los peligros de asistir a la gran feria de la vanidad, tratando a los recién nacidos como "tristes conejillos de indias".

"Un niño no es un pedazo de tarta para compartir, un velero para presumir o un perro de exposición: es un individuo que depende de nosotros de la misma manera que, viniendo al mundo, se separa de nosotros y comienza su propio camino de autonomía. Incluso con pocos días o años de vida. Es nuestra tarea guiarlo, no traicionarlo".

Algunos pediatras sugieren pedir permiso a los mismos niños cuando tienen al menos 6-8 años de edad. 

"Cuando publican fotos en las redes sociales, debemos hacer hincapié en la necesidad de que los padres miren dentro más que fuera", señala Huffington Post. "No es raro ver a los padres con la cabeza apoyada en el teléfono móvil mientras sus hijos buscan una señal de atención en vano".