Última hora

Última hora

Los héroes de Lesbos: "No es justo que el mar decida quién pide asilo"

Leyendo ahora:

Los héroes de Lesbos: "No es justo que el mar decida quién pide asilo"

Tamaño de texto Aa Aa

Tras pasar un mal trago en el banquillo de los acusados por salvar vidas en el Mediterráneo, los tres bomberos que han mantenido con el corazón en un puño a Sevilla y a media España respiran ya tranquilos. Un tribunal de Lesbos les ha declarado inocentes del delito de "tráfico de personas en grado de tentativa", un crimen castigado con hasta a 10 años de cárcel.

Su pesadilla comenzó el 14 de enero de 2016, cuando, como voluntarios de la asociación Proem-Aid, acudieron a ayudar, en un rescate, a la ONG danesa Team Humanity. A su regreso a puerto, Manuel Blanco, Julio Latorre y Quique Rodríguez fueron detenidos por los guardacostas griegos, que habían reclamado y seguirían reclamando la ayuda de los bomberos españoles.

La periodista de Euronews Ana Buil ha hablado con Manuel Blanco. Este es su testimonio:

Manuel Blanco: "Nuestro plan es seguir trabajando en el Mediterráneo. Quizás para empezar a trabajar en verano con las nuevas misiones, ya que con la buena mar, seguramente, vendrán más barcos. La intención es seguir trabajando, siempre y cuando los recursos técnicos y financieros nos permitan seguir trabajando".

Ana Buil: ¿Cree que su detención, aunque al final hayan sido declarados inocentes, puede tener un impacto negativo en futuras labores de oenegés? ¿que la gente tenga miedo de ayudar?

Manuel Blanco: "No. Yo creo que no. La sentencia, en un primer momento la gente podía pensar o intuir que fuese como un plan maquiavélico de criminalización de criminalizar la solidaridad humanitaria... Esta sentencia creo es un espaldarazo a la solidaridad, que va a hacer que la gente siga ayudando. No olvidemos que un porcentaje de las vidas que se han salvado en el Mediterráneo han sido por manos de voluntarios, por organizaciones no gubernamentales como la nuestra".

Ana Buil: ¿Cree que esto va a abrir los ojos a muchas personas?

Manuel Blanco: "Sí. Creo que sí, porque gracias a que este juicio ha sido muy mediático, que hemos salido en muchos medios y que seguimos saliendo... Hay gente que incluso se sorprendía del juicio, porque no conocía la situación, la detención y el por qué de la detención... Y yo creo que esto va a servir, seguro, para que mucha gente conozca la situación. Y no nos olvidemos de que el verdadero problema, si bien los focos estaban puestos en nosotros, la situación peligrosa, la situación problemática es que siguen llegando personas huyendo de la guerra, que siguen llegando personas de la pobreza extrema... Y mientras no se solucionen los problemas en origen, sufriremos las consecuencias en el destino".

Ana Buil: Ya por último, ¿qué les diría a los países que cierran las puertas a los refugiados y a quienes miran hacia otro lado ante este gran problema?

Manuel Blanco: "Bueno, a los estados les diría que es cierto que hay que regularizar la entrada y permanencia en los diferentes estados, eso sí está claro. Pero, lo que sí es cierto, es que no podemos dejar que una barrera natural como es el Mediterráneo se convierta en la primera criba, en el primer filtro para que una persona pueda pedir asilo. Es decir, si llego a la otra orilla, puedo pedir asilo, pero antes tengo que jugármela en el Mediterráneo. No es justo dejar que sea el mar quien decida".