Última hora

Última hora

Corea del Norte libera a tres ciudadanos estadounidenses presos en su territorio

Leyendo ahora:

Corea del Norte libera a tres ciudadanos estadounidenses presos en su territorio

Tamaño de texto Aa Aa

Recuperan la libertad. Kim Dong-Chul, Kim Sang-Duk y Kim Hak-Song, los tres ciudadanos con nacionalidad estadounidense que permanecían presos en Corea del Norte han sido liberados por el régimen de Pionyang en el marco de la visita de Mike Pompeo a la nación asiática. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunciaba la noticia en su cuenta de Twitter e informaba de su próximo regreso a tierras norteamericanas, tras varios meses de cautiverio.

"Estoy encantado de informaros de que el secretario de Estado, Mike Pompeo, se encuentra volando de regreso de Corea del Norte junto a tres maravillosos señores con los que todo el mundo ansía reencotrarse", escribió Donald Trump en su cuenta de Twitter. El mandatario precisó que les recibiría a su llegada a la base Andrews, cerca de Washington, alrededor de las 2 de la madrugada de este jueves, hora local. "Parecen gozar de un buen estado de salud", añadió Trump.

La visita del secretario de Estado estadounidense Mike Pompeo a Pionyang, este miércoles ha confirmado las grandes expectativas que había generado con respecto a la puesta en libertad de los tres prisioneros. Ahora libres, Kim Hak-Song, Kim Sang-Duk y Kim Dong-Chul pueden recuperar su vida normal tras varios meses de cautiverio.

Kim Hak-Song, de alrededor de 50 años de edad y nacido en China, trabajaba para la Universidad de Ciencias y Tecnología de Pionyang cuando fue arrestado en mayo de 2017. En concreto, participaba en el desarrollo agrícola en la granja experimental del instituto. Fue detenido en la estación de trenes de Pyongyang cuando subía a un tren que lo llevaría a su hogar, en la localidad china de Dandong. Las autoridades lo acusaron de cometer "actos hostiles" contra el gobierno.

Kim Sang-Duk, que rondaría los 60 años, también conocido como Tony Kim, fue detenido en abril de 2017 en el principal aeropuerto de Pionyang cuando trataba de dejar el país tras ejercer como profesor durante varias semanas. También trabajaba para la Universidad de Ciencias y Tecnología y participaba en programas de ayuda a la infancia en zonas rurales.

Kim Dong-Chul, un empresario de unos 60 años, fue condenado en abril de 2016 a 10 años de trabajos forzados tras ser arrestado por subversión y espionaje. Fue detenido en octubre de 2015 cuando recibía un dispositivo de memoria con datos relacionados a las actividades nucleares y otras informaciones militares, según la agencia oficial norcoreana KCNA. Nacionalizado estadounidense, vivía en Fairfax, Virginia.

Los tres abandonaron Corea del Norte en el avión que llevaba de vuelta a 'casa' al secretario de Estado tras una visita en la que ha preparado el terreno para el inminente e histórico encuentro entre Donald Trump y Kim Jong-Un.

La diplomacia internacional interpreta el gesto del régimen de Pionyang como un gesto de buena voluntad ante una esperada reunión que se va a producir tras casi 70 años de confrontación y más de un cuarto de siglo de fallidas negociaciones.