Última hora

Última hora

Bélgica despide a la niña kurda abatida por la policía

Leyendo ahora:

Bélgica despide a la niña kurda abatida por la policía

Bélgica despide a la niña kurda abatida por la policía
Tamaño de texto Aa Aa

Bélgica ha dado el último adiós a la niña kurda de dos años que falleció, accidentalmente, cuando la policía abrió fuego contra la furgoneta en la que huía.

Miles de personas se han unido a la marcha blanca que ha atravesado la ciudad de Bruselas, y que estaba encabezada por su familia, vestida de negro.

"Normalmente, la familia y los amigos acompañan a los padres que pierden a un hijo. Pero se trata de una familia de inmigrantes que aqui no tiene a nadie", explica Selma Benkhelifa, abogado de la familia. "Por eso la comunidad kurda de Bélgica y los ciudadanos belgas han querido demostrarles que no están solos en su dolor."

La investigación sigue su curso sin que se haya podido determinar todavía las circunstancias exactas que llevaron al agente a abrir fuego. Tan sólo se sabe que la furgoneta, en la que viajaban una treintena de inmigrantes, no se detuvo cuando la policía le dio el alto. Tampoco han sido identificados los tráficantes de seres humanos que habían organizado el traslado.

"Estas personas huían de la guerra y se han econtrado con la muerte aqui en Europa, cuando para ellos Europa en principio significa seguridad", explica Eren Koc, miembro de la comunidad kurda de Bruselas.

Numerosas organizaciones han pedido a las autoridades que regularicen la situación de la familia, pero por el momento no ha habido respuesta. "No entiendo como el primer ministro ha podido recibir a la familia sin regularizar su situación", afirma el activista Mehdi Kassou, de la Plataforma Ciudadana de Apoyo a los Refugiados. "Sabía que la niña iba a ser enterrada aquí en Bélgica y que si la familia no consigue papeles, nunca más podrá visitar su tumba".