Última hora

Última hora

Una bodega aragonesa usa el big data para mejorar sus vinos

Leyendo ahora:

Una bodega aragonesa usa el big data para mejorar sus vinos

Una bodega aragonesa usa el big data para mejorar sus vinos
Tamaño de texto Aa Aa

En las silenciosas viñas del Pago de Aylés, que da uno de los vinos más exclusivos de la región española de Aragón, se están utilizando el big data y el internet de las cosas para mejorar la calidad de los caldos.

Sus postes de medición recogen más de 20 variables, desde temperatura y viento a humedad de la tierra, condiciones de follaje y nutrientes del suelo. Uno de sus asesores explica que saber con bastante antelación, unos tres meses, cuál será el volumen de la cosecha, puede ayudar a regularla, por ejemplo tirando uva a menor coste.

También estos datos ayudan a planificar si hay que contratar más trabajadores de temporada, prepararse para brotes de enfermedades y, en general, aumentar el trabajo dedicado a mejorar el vino.

Pero estos datos pueden no ser útiles si no se manejan con rapidez así que la bodega que elabora estos vinos desde un antiguos convento de monjes cistercienses del siglo XII, se ha aliado con startups del XXI.

Dos empresas remOT Technologies y Libelium, instaladas en la capital de la región Zaragoza, han sido las elegidas para dar soporte a esta iniciativa pionera.

RemOT ha creado una aplicación que transforma estos datos en mapas que pueden ser visualizados fácilmente.

Como dicen desde la dirección de la bodega, la información es poder, y esta tecnología les da el poder de saber qué necesitan sus viñedos cada momento para que llegue al mercado en las condiciones óptimas.