Última hora

Última hora

El casco, el salvavidas de los ciclistas

Leyendo ahora:

El casco, el salvavidas de los ciclistas

El casco, el salvavidas de los ciclistas
Tamaño de texto Aa Aa

Las caídas están a la orden del día en el Tour de Francia. La primera en esta edición fue la de Lawson Craddock, en la primera etapa de la carrera. Su llegada a meta con la ceja rota y la cara ensangrentada fue una muestra del coraje del ciclista.

REUTERS/Benoit Tessier
Lawson Craddock tras su llegada a metaREUTERS/Benoit Tessier

Para atenuar los daños, los cascos son obligatorios desde 2003, tras la muerte del ciclista kazajo Andrei Kivilev en la París-Niza por una fractura de cráneo.

Los cascos deben atenuar el impacto en la cabeza del ciclista en caso de caer durante la carrera.

''Voy a poner un yunque aquí, lo que llamamos borde de acera'', dice el técnico de Critt Sports-Loisirs, Rémi Schaefer.

Sin embargo, con una velocidad media de carrera de 40 kilómetros por hora, los cascos no garantizan la protección total a los ciclistas.

"Toda esta energía es absorbida por el casco y no irá a la cabeza del ciclista", explica Schaefer.

Nairo Quintana, Chris Froome... Hasta el momento hemos visto grandes nombres en el suelo. Algunos de ellos, como Vincenzo Nibali, han tenido que abandonar el Tour de Francia.