Última hora

Última hora

La misteriosa 'Vanessa' de Barber cautiva a Glyndebourne

Leyendo ahora:

La misteriosa 'Vanessa' de Barber cautiva a Glyndebourne

La misteriosa 'Vanessa' de Barber cautiva a Glyndebourne
Tamaño de texto Aa Aa

Una hermosa casa de campo en East Sussex y un público elegante disfrutando de su espléndido picinic sirven de escenario a un festival de ópera único en el mundo, el de Glyndebourn, situado a una hora de Londres y 15 kilómetros de Brighton.

En el escenario, la inquietante frialdad y oscuridad de "Vanessa" de Samuel Barber, una ópera fascinante de la época de Hitchcock, estrenada en todo el mundo hace 60 años.

"Esta es una pieza que casi se podría interpretar como una obra de teatro más que como un musical, y encima es una música de ópera magistral capaz de atraer a la audiencia hacia una historia ténebre y misteriosa", cuenta a Euronews el director de escenografía, Keith Warner.

Una casa congelada en el tiempo... Vanessa, interpretada por la soprano británica Emma Bell, fue abandonada hace años por su amante Anatol. Desde entonces se encierra en casa y cubre todos los espejos mientras aguarda su regreso. Décadas más tarde, es el hijo pequeño de su amado Anatol quien aparece por sorpresa.

"Imagina si hubieras esperado 20 años por alguien y ese alguien está a punto de entrar por la puerta. Estás en tu punto más vulnerable, manifiesta Emma Bell, soprano.

En la ingeniosa e impresionante puesta en escena de Keith Warner, gigantescos espejos se ciernen sobre los personajes.

"Hay reflexiones interminables, elementos interminables que ves en ella. Ahora puedes verte a ti mismo. Mirar a tu pasado a través del espejo"... y también, ver reflejada cómo era tu vida y la vida a tu alrededor. Casi se puede retroceder y ver analíticamente lo que está pasando", añade Keith Warner.

"Podemos usar estos espejos para ver a través de ellos, y para crear otro mundo detrás de esa gasa."

"No se trata de el mundo sonoro sea épico, es cinematográfico, con una amplia gama de sonidos extremos agudos y graves , es un mundo enorme, una enorme paleta de colores, describe Emma Bell.

"Está claro que se trata de una ópera estadounidense por el mundo sonoro, sobre todo por los sonidos metálicos, por la esencia rítmica y también por la dulzura de las melodías. Cambia todo el rato, una manera de provocar continua para lograr que te involucres", describe el director de orquesta Jakub Hrůša.

"Creo que es oscura porque la psicología humana de la pieza es oscura. Pero espero que también sea percibida como elegante y hermosa porque de alguna manera hay que tener una especie de brillo superficial en este mundo para que haya algo que se pueda leer y registrar desde lan oscuridad que hay debajo, opina Keith Warner.

Más de musica