This content is not available in your region

Colonia celebra su carnaval en medio de un importante repunte de contagios de coronavirus

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español
Colonia celebra su carnaval en medio de un importante repunte de contagios de coronavirus
Derechos de autor  Martin Meissner/AP   -  

Arrancó, bajo estrictas medidas anticovid y en medio de un importante repunte de contagios en Alemania, la temporada de carnaval en Colonia.

Tras un 2020 sin celebración alguna, los miles de asistentes a este particular carnaval tuvieron que soportar largas colas para tener acceso a las zonas habilitadas. Y es que solo aquellas personas o bien vacunadas o bien ya recuperadas del contagio podrán disfrutar de dichos espacios. La espera, no obstante, merece la pena.

"En Colonia es así", cuenta Michael Kramm, miembro del Comité organizador. "El carnaval se celebra en toda la ciudad. No se puede prohibir sin más y por eso hemos montado lugares seguros como este, donde hay que mostrar el certificado, donde se pueda estar al exterior y donde los aerosoles son los adecuados. Es mejor eso que tener a todo el mundo en casa con pequeñas fiestas donde no se sabe quién está vacunado y quién no".

Sin virus y sin corona

Los verdaderos amantes de este carnaval no se dejaron amendrentar por el frío o por los controles. Este año había que celebrarlo sí o sí, después de la completa cancelación del año pasado.

"Estuvimos encerrados durante un año, así que es estupendo volver a estar juntos y celebrarlo de forma agradable", confesaba una joven. Para otro ciudadano, "la comodidad, la socialización y un poco de diversión son cosas imprescindibles".

El carnaval de este año, eso sí, se celebrará sin tres figuras muy importantes, el llamado "príncipe del carnaval" y sus acompañantes, ya que el primero dio positivo en coronavirus un día antes del inicio de las fiestas. Sus dos acompañantes, la doncella y el campesino, se pierden a su vez la fiesta por haber estado en contacto directo con el príncipe.

En las zonas de celebración y en los pubs se aplican mientras las normas de la llamada '2G': los carnavaleros deben estar o bien recuperados o bien vacunados. A muchos les sigue preocupando que el 11 de noviembre se acabe convirtiendo en un gran evento de propagación más que en un gran evento de música.