This content is not available in your region

Disturbios en las islas Salomón aumentan la tensión de sus lazos diplomáticos con China

Access to the comments Comentarios
Por Amaranta Zermeno Jimenez  con AP, AFP, EBU
euronews_icons_loading
El primer ministro de las Islas Salomón, Manasseh Sogavare, y el primer ministro chino, Li Keqiang,  9/10/2019, Pekín, China
El primer ministro de las Islas Salomón, Manasseh Sogavare, y el primer ministro chino, Li Keqiang, 9/10/2019, Pekín, China   -   Derechos de autor  Thomas Peter/AP

Detrás del estallido de violencia y saqueos a comercios chinos en la capital de Honiara en las Islas Salomón, está el cambio de lealtad diplomática de Taiwán a Pekín de 2019, que ha provocado que las Islas se encuentren un tira y afloja político.

Situadas a unos 1.500 kilómetros al noreste de Australia, las Islas Salomón han soportado durante décadas tensiones étnicas y políticas. Ahora China ha proporcionado otro motivo de división a la comunidad, ya que el gobierno apoya a Pekín y la provincia de Malaita a Taiwán.

Durante una rueda de prensa el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino defendió el principio de una sola China como norma que rige las relaciones internacionales. Insistió en que los lazos diplomáticos con las Islas Salomón en los últimos dos años, han resultado en beneficios para ambos países, y añadió que "Todos los intentos de interrumpir el desarrollo normal de las relaciones entre China y las Islas Salomón son simplemente inútiles".

El analista, profesor de la Universidad Nacional Sun Yat-sen y exviceministro de Defensa Andrew Yang, explicó como esto afecta los intereses de las potencias mundiales.

"Creo que forma parte de la competencia de poder entre Estados Unidos y China, porque China también está extendiendo su influencia a las regiones del Pacífico y también está aprovechando esta oportunidad para comprometer la llamada estrategia de seguridad Indo-Pacífico de Estados Unidos. Así que los países insulares de las regiones del Pacífico Sur son una parte vitalmente importante del paraguas de seguridad Indo-Pacífico de Estados Unidos".

Aunque la violencia ha disminuido, el gobierno no ha respondido a los agravios que desencadenaron dos días de disturbios. De acuerdo al tratado bilateral de seguridad, Australia desplegó a la policía, tropas y diplomáticos en las Islas, para ayudar a restablecer la paz y el orden, al mismo tiempo que intentan mantenerse al margen de la disputa política interna.