This content is not available in your region

Confinamiento en Shanghái: EE.UU. obliga a su personal diplomático no esencial a marcharse

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
Una mujer lleva una mascarilla protectora mientras conduce su vehículo en Pekín
Una mujer lleva una mascarilla protectora mientras conduce su vehículo en Pekín   -   Derechos de autor  Andy Wong/ The Associated Press.   -  

Tras doce días de confinamiento total, parece que los residentes de Shanghái comienzan a ver la luz al final del túnel. Las autoridades locales han anunciado que empezarán a permitir gradualmente que los habitantes de las zonas con menos casos abandonen sus domicilios. Aunque no han especificado ni cuándo podrán salir de sus casas, ni cuántas personas lo harán.

En los últimos días, la ciudad más grande del país asiático se ha convertido en el centro de atención por sus polémicas medidas para frenar el auge de contagios. Las protestas de sus residentes por la escasez de comida y la falta de información, junto a imágenes como la de niños separados de sus padres y enviados solos a centros de cuarentena después de dar positivo, han desatado una ola de protestas en redes sociales.

La situación ha llegado hasta tal punto que Estados Unidos ha dado la voz de alarma. El Departamento de Estado ha ordenado al personal no esencial, así como a sus familiares, la salida del consulado en Shanghái. La política de "cero contagios" de China, junto con las medidas extremas impuestas para cumplirla, han llevado al país a tomar esta decisión.

Un cambio de postura respecto a la resolución que se tomó el viernes pasado, cuando Estados Unidos autorizó la salida voluntaria de los empleados que no eran esenciales de su consulado en Shanghái. El cambio de salida "autorizada" a "ordenada" implica que esta decisión ya no es voluntaria.

"Nuestro cambio de postura refleja la evaluación de que lo mejor para nuestros empleados y sus familias es reducir su número, y reducir nuestras operaciones, a medida que lidiamos con las circunstancias cambiantes sobre el terreno", ha dicho la Embajada en un comunicado.

Aunque el personal salga de Shanghái, "seguirá estando disponible las 24 horas del día" para cualquier consulta por parte de los ciudadanos. Además, los diplomáticos han informado a las autoridades chinas "de su preocupación por la seguridad y el bienestar de sus ciudadanos."

Chen Si/ The Associated Press.
Los residentes hacen cola para someterse a las pruebas Covid en ShangháiChen Si/ The Associated Press.

"Reconsiderar viajes" a China

Estados Unidos ha extendido las recomendaciones a todos sus ciudadanos y ha aconsejado que reconsideren cualquier viaje a China. La razón se debe a la "aplicación arbitraria" de restricciones que el Gobierno chino está imponiendo.

"El Gobierno de China hace cumplir arbitrariamente las leyes locales, incluida la realización de detenciones arbitrarias e injustas y el uso de prohibiciones de salida de ciudadanos estadounidenses y ciudadanos de otros países sin el debido proceso legal", ha asegurado el Departamento de Estado en un comunicado.

Acusa a China de estar imponiendo estas sanciones para obtener influencia negociadora sobre gobiernos extranjeros, presionar a miembros de las familias para que regresen al país, o incluso obligar a los científicos a que participen en las investigaciones a cargo del Gobierno chino.

Washington ha asegurado que "en la mayoría de los casos", los ciudadanos solo se enteran de la prohibición cuando intentan salir del país. "No existe un mecanismo o proceso legal fiable para averiguar cuánto tiempo podría continuar la prohibición o impugnarla en un tribunal de justicia", sostiene.

Por su parte, el Ministerio de Relaciones Exteriores de China ha expresado su desacuerdo. "Expresamos una fuerte insatisfacción y una firme oposición a la acusación infundada por parte de Estados Unidos", aseguraba el portavoz de la diplomacia china, Zhao Lijian.

Este martes Shanghái ha notado un descenso en las cifras de contagios, en las últimas 24 horas, la ciudad ha registrado 23.342 casos, unos 3.000 menos que el día anterior. El total en todo el país asciende a 24.638. Unos datos que muestran claramente cómo Shanghái se ha convertido en el nuevo epicentro del coronavirus en China.