This content is not available in your region

Cumbre de Madrid: una OTAN reforzada, que para Moscú sigue anclada en la Guerra Fría

Access to the comments Comentarios
Por Ana Buil Demur  con EFE, AFP
euronews_icons_loading
Joe Biden, presidente de EE.UU., en la cumbre de la OTAN en Madrid (España).
Joe Biden, presidente de EE.UU., en la cumbre de la OTAN en Madrid (España).   -   Derechos de autor  Susan Walsh/The Associated Press

Una OTAN más unida frente a la amenaza rusa y el desafío chino. Para ello ha servido la cumbre de Madrid, que en su segunda jornada estuvo centrada en las "amenazas" que llegan desde el flanco sur, como el terrorismo y la inmigración irregular, una prioridad para España, país anfitrión.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se ha distanciado de su antecesor, volviendo a poner a disposición de sus socios el arsenal militar de Estados Unidos:

"Estados Unidos está haciendo exactamente lo que dije que haría si Putin invadía (Ucrania), mejorar nuestra posición de fuerza en Europa. Estacionaremos más barcos aquí en España, más defensa aérea en Italia y Alemania, más F-35 en el Reino Unido, y para fortalecer nuestro flanco este, un nuevo cuartel general permanente para el 5º Cuerpo del Ejército en Polonia".

Suecia y Finlandia

En la cumbre de Madrid se ha lanzado una nueva estrategia para la próxima década y se han abierto las puertas de la alianza a dos países tradicionalmente neutrales, Suecia y Finlandia.

"Lo más importante es que Finlandia y Suecia se conviertan en miembros de la alianza. Estamos aquí para proteger a todos los aliados, también a Finlandia y Suecia, y estamos preparados para todas las eventualidades", declaró Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN.

Rusia, principal amenaza

Rusia es ahora la principal amenaza para la seguridad euroatlántica. Su invasión de Ucrania ha obligado a los aliados a reforzar su flanco oriental y a transformar su Fuerza de Respuesta, que pasa de tener 40.000 a más de 300.000 militares, listos para una intervención inmediata.

Vladímir Putin dijo que "nada ha cambiado" sobre sus planes militares en Ucrania tras el llamamiento del jefe de la OTAN a "poner fin inmediatamente" a la guerra.

Para Moscú la OTAN sigue anclada "en la Guera Fría" y esta cumbre representa un regreso al pasado y al Telón de Acero, tal y como declaró el ministro de Exteriores de Rusia. Serguéi Lavrov dijo estar de acuerdo con su homólogo bielorruso sobre que "el telón de acero está bajando" y que Occidente debería "tener cuidado de no atascarse en él". "El proceso ha empezado", señaló.

Carta de Zelenski a Putin

Hay pocos canales diplomáticos abiertos entre Moscú y Kiev, pero el presidente ucraniano ha utilizado uno de ellos, el presidente indonesio, para enviar una carta a Putin. Sin embargo, las posibles negociaciones de paz parecen estar muy lejos.