Vuelve a recrearse sobre el terreno la Batalla de Austerlitz este año sin participación rusa

Access to the comments Comentarios
Por euronews
El actor estadounidense Mark Schneider interpreta a Napoleón
El actor estadounidense Mark Schneider interpreta a Napoleón   -   Derechos de autor  /Captura de pantalla de video de AFP

Aficionados a la historia siguen los pasos que hace 217 años sufrieron los soldados que tuvieron que luchar cerca de la ciudad Slavkov en la Moravia Meridional de la República Checa.

Tras dos años de pausa forzada por la pandemia, en el campo de batalla como en un pliegue temporal de ciencia ficción, volvió a cobrar vida la pesadilla de la Batalla de los Tres Emperadores: los de Francia, Rusia y Austria.

Alrededor de mil entusiastas de la historia procedentes de catorce países recordaron a los caídos en la masacre que marcó un hito en la formación de Europa.

Este año, la recreación no cuenta con la participación de Rusia como explica el organizador Miroslav Jandora"El ejército ruso está presente aquí como siempre, pero son los participantes de la República Checa, Austria y Polonia los que llevan los uniformes históricos rusos, así que no hay ningún cambio".

Unos 60.000 soldados franceses sembraron el pánico entre los 90.000 soldados rusos y austriacos el 2 de diciembre de 1805 .

Fue la victoria más valiosa de Napoleón, tras la cual se disolvió el conocido como Sacro Imperio Romano Germánico.

La reconstrucción de la Batalla de los Tres Emperadores en Austerlitz se presenta no como una celebración de la guerra, sino como el recordatorio del sufrimiento y el sacrificio pasados como explica el actror estadonidense Mark Schneider que encarna a Napoleón:"La guerra es algo horrible. Fue horrible en 1805 cuando Napoleón luchó aquí contra los rusos y los austriacos, es horrible ahora en Ucrania con los rusos atacando a los ucranianos. Creo que podemos aprender del pasado, de lo horrible que es la guerra, y esperar que en el futuro no tengamos que ver más la guerra."

La batalla de Austerlitz dejó un saldo de dieciocho mil cadáveres de soldados en las nueve horas que duró la matanza. Más de cuatro mil resultaron gravemente heridos.

Fuentes adicionales • Escarlata Sánchez (Voz en off)