Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Hasta el infinito y más allá con Virgin Galactic

Hasta el infinito y más allá con Virgin Galactic
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

La empresa Virgin Galactic está a punto de lanzar la primera línea especial comercial del mundo. Unos 600 apasionados del espacio de 58 países diferentes, incluidos algunos famosos como Leonardo Dicaprio o Justin Bieber, ya han reservado asientos a bordo del cohete… El dueño de Virgin, sir Richard Brandson cree que los precios astronómicos asociados a este tipo de viajes bajarán más y más.

"Dentro de 20 años, los precios habrán bajado. Seguirán siendo bastante caros, pero bueno podrán estar en torno a los 30.000 dólares. Por ahora, quien quiera pagar un millón de dólares y volar dentro de poco tenemos algunas plazas libres a ese precio", dice Richard Branson, fundador de Virgin Galactic.

Para el periodista de aventuras Jim Clash, solo por la emoción ya vale la pena. Ha pagado para unirse a Leonardo Dicaprio y Justin Bieber en la lista de espera para un vuelo espacial de 90 minutos. Allí, experimentarán unos minutos de ingravidez y verán la curvatura de la Tierra.

"He hecho la mayoría de las aventuras terrestres posibles. Así que el siguiente paso lógico es el espacio. Son sólo cinco minutos, así que bueno espero poder sentir la ingravidez y disfrutarla de verdad y no pensar que me estoy gastando 40.000 dólares por minuto para estar ahí arriba", cuenta el periodista Clash, que se ha convertido en el pasajero galáctico número 610.

"Mucho más intenso y maravilloso de lo que esperaba"

La instructora principal de Virgin Galactic, Beth Moses, entrenará a los clientes conocidos como "futuros astronautas" antes del despegue. El pasado febrero se convirtió en la primera persona que volaba a bordo del cohete, a modo de prueba.

"Me quedo con que al final, todo el proceso, desde el despegue al aterrizaje es mucho más intenso y maravilloso de lo que esperaba. ¿Sabes? La tierra era tan, tan nítida y bonita, mucho más de lo que podía haber imaginado. El despegue comenzaba con fuerza, ya me habían dicho cómo sería pero hasta que lo haces tú sabes que no sabes lo que significa", cuenta Beth Moses.

Virgin no es la única empresa que comercializa los viajes espaciales. En esta carrera también compiten el director general de SpaceX, Elon Musk o Jeff Bezos, fundador de la empresa de transporte aeroespacial Blue Origin.

"Este vehículo va a transportar humanos. Vamos a hacer que sea lo más seguro posible. Vamos a probarlo. No vamos a escatimar en nada. Así que solo pondremos humanos a bordo cuando todo esté listo, ni un segundo antes", señala Jeff Bezos.

Este año se cumple el 50º aniversario del primer alunizaje, por lo que la empresa que logre comercializar primero los viajes espaciales se convertirá en pionero.

¿Cómo será la publicidad del futuro?

A primeros de marzo, expertos y divulgadores en el mundo de la comunicación y la publicidad relacionada con los viajes espaciales se reunieron reunieron en Dubái. La cita se organizó en el Festival Internacional de Creatividad - Dubai Lynx 2019. Mi objetivo era descubrir cómo los milenials abrazan la publicidad espacial y rechazan formas tradicionales de márketing.

Según los conocedores de este campo, las marcas se ven obligadas a diversificar sus campañas publicitarias para llegar a los consumidores, mezclando enfoques publicitarios digitales con vídeo y medios sociales, además de formatos tradicionales impresos, de televisión y de radio. Este año, el mundo digital ha superado por primera vez a la impresión como la categoría más importante y de más rápido crecimiento, y se espera que la publicidad en redes sociales alcance los 50.000 millones de dólares. Los ejecutivos de marcas como Twitter, donde casi el 80% de los usuarios de la plataforma siguen a otras marcas, afirman que Oriente Medio es una de las regiones de mayor expansión desde el punto de vista de los anunciantes y de los ingresos.

Los milenials continúan cambiando de forma positiva la forma de publicitar los productos espaciales. El márketing convencional no es para ellos.

"¿Por qué querrían comprarse un coche en vez de irse de viaje o emprender un negocio del que ellos pudieran formar parte? O por ejemplo pueden comprarse una casa que luego alquilan en plataformas como Airbnb y sacan dinero"
Hussein M. Dajani
Responsable de transformación digital en Nissan

Para amenizar el mundo de los negocios en el Festival Lynx, el invitado de honor no podía ser otro que el ganador de un Emmy, el actor Steve Harvey. "Puedes ganar millones de dólares cultivando tomates si sabes hacerlo. Pero muchos de esos no saben hacerlo porque Google les ha engañado. Google tiene a los jóvenes pensando que lo saben todo. Pero la única forma de tener éxito es saber lo que yo sé. Y eso no puedes buscarlo en Google", cuenta sarcásticamente Harvey.

Un mensaje que da que pensar no sólo a los aspirantes a actores, sino también a los futuros ejecutivos de publicidad que buscan -como Harvey- llegar a nuevos públicos con formas novedosas.

Una guerra comercial de altos vuelos

La Unión Europea y Estados Unidos están al borde de otra lucha comercial. Desde hace 14 años viven una tensión que ha ido en aumento, con ambas partes defendiendo que los Gobiernos han pagado ayudas ilegales a gigantes aeroespaciales como Airbus O Boeing.

En la guerra comercial de Estados Unidos se ha abierto un nuevo frente. Desde 2004, los EE.UU. y la UE han protagonizado una disputa en la Organización Mundial del Comercio sobre los subsidios que se entregan a los aviones transatlánticos. Ambos se acusan de ofrecer ayuda estatal ilegal a sus respectivos gigantes aeroespaciales: Boeing en Estados Unidos y Airbus en Europa. Una saga cada vez más crítica.

Donald Trump amenazó con imponer unos 9.700 millones de euros en aranceles a productos europeos que van desde el vino a grandes aviones.

La Organización Mundial del Comercio considera que las subvenciones de la Unión Europea a Airbus han tenido un impacto negativo en los Estados Unidos, que ahora aplicará aranceles a productos de la UE por valor de 11.000 millones de dólares. La UE se ha aprovechado de EE.UU. en el comercio durante muchos años. Pero esto acabará pronto.

La Comisión Europea no se ha quedado callada. Los aviones estadounidenses, el ketchup, los bolsos de mano y los cigarrillos pronto podrían estar sujetos a las nuevas tarifas del bloque comunitario. "En total, la lista representa una cantidad aproximada de 20.000 millones de dólares de exportación de los Estados Unidos a la Unión Europea. En lo referente a la posible decisión por parte de Estados Unidos de imponer medidas, esta decisión tiene que tomarse acorde con la opinión final de la (Organización Mundial del Comercio)", declara Daniel Rosario, de la Comisión Europea.

Esta lista se elaboró después de que la Organización Mundial del Comercio presentara un informe en el que confirmaba que las subvenciones del Gobierno de EE.UU. a Boeing seguirían causando un daño significativo a Airbus, incluidas las pérdidas en ventas. Esta polémica, unida a la actual guerra comercial entre Estados Unidos y China y a los actuales aranceles estadounidenses sobre el acero y el aluminio en Europa, está poniendo muy nerviosos a algunos inversores.

"Si continúa esta serie constante de nuevos aranceles a algunos socios, el mercado se acabará poniendo nervioso, porque no sabrá a qué atenerse. Por lo tanto, creo que los inversores están decepcionados hoy por el hecho de que parece que podría haber una nueva guerra comercial con la UE por la aviación", declara Wiliam O'Neil, Vicepresidente de Randy Watts.

Pero un acuerdo en el que todos salgan ganando sigue siendo posible. La UE está a la espera de ponerse manos a la obra para tratar de alcanzar una solución libre de aranceles.

"Está claramente en sus manos. Estamos listos tan pronto como ellos lo estén. Estamos ofreciendo negociaciones limitadas, pero aún así importantes, en las que todos saldrán ganando. Es lo que acordamos y es lo que vamos a hacer. Ni más ni menos".
Cecilia Malmstrom
Comisaria de Comercio en la Comisión Europea

Tendremos que esperar y ver si Donald Trump, buen conocedor del mundo de los negocios, puede llegar a un acuerdo con Bruselas, Pekín y los demás.