Última hora
This content is not available in your region

Informe “Estado del clima en Europa en 2019" de Copernicus: el calentamiento se acelera

Informe “Estado del clima en Europa en 2019" de Copernicus: el calentamiento se acelera
Derechos de autor  euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Aunque las temperaturas de récord son noticia, no sorprenden desde un punto de vista científico.

La pasada semana, el Servicio de Cambio Climático de Copernicus (C3S, por sus siglas en inglés), que fue puesto en marcha por el Centro Europeo de Previsiones Meteorológicas a Medio Plazo (CEPMPM) por encargo de la Comisión Europea, lanzó su principal publicación anual: el informe “Estado del clima en Europa en 2019”, que analiza tendencias, condiciones y eventos extremos que han definido el último año en lo referente al clima, así como el encuadre que tienen estos dentro de las tendencias de las últimas décadas. Este informe puede proporcionar un mejor entendimiento sobre cómo será el futuro, lo que puede ayudar a todos los sectores a adaptarse y llegar a ser más eficientes, especialmente en el marco del Pacto Verde Europeo.

Carlo Buontempo, director del Servicio de Cambio Climático de Copernicus, habla sobre los principales descubrimientos del informe y lo que estos pueden significar para el futuro de Europa.

Muchos de los indicadores climáticos que aparecen en el informe confirman la tendencia al calentamiento que afecta a Europa. ¿Qué ha hecho destacar a 2019 y cuáles deberían ser nuestras principales conclusiones en lo referente a las temperaturas?

Carlo Buontempo: 2019 fue el año más cálido registrado en Europa, y estuvo por encima de la media en la mayoría de las regiones del continente. Es normal tener anomalías tanto de calor como de frío, pero el año pasado fue uniformemente cálido, lo que es bastante extraordinario. Pero, aunque las temperaturas de récord son noticia, no sorprenden desde un punto de vista científico, ya que somos plenamente conscientes de que el clima se está calentando. Vemos como estos eventos de calor que baten récords son cada vez más frecuentes, más de lo que cabría esperar si solo se debieran a la variabilidad del clima. Hemos observado que 11 de los últimos 12 años han sido los más calurosos jamás registrados, y esto no es una extraña fluctuación estadística, sino el resultado del calentamiento climático.

Anomalía de la temperatura del aire superficial en Europa para los promedios anuales entre 1979 y 2019 en relación con la media anual del periodo de referencia (1981-2010)

¿Cómo ha sido 2019 en comparación con otros años cálidos?

No se trata de un pico que destaca increíblemente de todo lo que hemos visto antes. 2019 ha sido más cálido que cualquier otro año, pero está cerca de los registros de 2014 y 2015. Casi podríamos decir que es un grupo de años calurosos, casi 1,3 °C más cálidos que la década de 1970. El hecho de que se agrupen es, muy posiblemente, consecuencia del calentamiento del sistema climático. Esto se apoya sobre la certeza de que el clima es cada vez más cálido en toda Europa, y la causa principal son las emisiones de gases efecto invernadero (GEI) antrópicas.

Entonces, ¿qué podemos esperar para el futuro?

Las temperaturas seguirán aumentando. Esto es lo que muestran tanto el modelo como las observaciones. Además de las variaciones climáticas naturales, hay una tendencia de base. Siempre existe la posibilidad de tener un año frío, pero eso será menos probable en el futuro a causa de esta tendencia al calentamiento. No sabemos exactamente cómo de cálidos serán los años futuros, pero, teniendo todo en cuenta, es muy posible que sean más calurosos que los años anteriores.

¿Cómo afectó el calor a la vida cotidiana en 2019?

El año pasado no solo fue el más cálido jamás registrado, sino que además tuvimos muchas olas de calor: una en febrero, cuando las temperaturas se dispararon por encima de los 20 °C en algunas regiones, a la que siguieron otras a finales de junio y julio, que batieron récords en Francia, Alemania, Italia, España y el Reino Unido. Estos eventos extremos se combinaron hasta convertirse en una temporada de calor que nos puede dar una idea de lo que puede traer consigo un clima más cálido. Aunque, por supuesto, esta analogía tiene sus limitaciones.

Fuente de los datos: E-OBS. Crédito: C3S/KNMI
Temperatura máxima (en °C) entre el 25 y el 29 de junio (izquierda) y anomalía registrada esos mismos días en relación con el periodo de referencia de 1981 a 2010 (derecha)Fuente de los datos: E-OBS. Crédito: C3S/KNMI

Hemos comprobado que no solo se han visto afectadas las personas, sino también los equipamientos y la infraestructura de toda Europa. La expansión térmica ha supuesto un problema para los trenes, con vías deformadas e interrupciones del servicio ferroviario en países como el Reino Unido, Alemania, Francia e Italia. Puentes, centrales eléctricas, la generación y distribución de electricidad y la agricultura también han experimentado dificultades. Es probable que todos los sectores se vean afectados por el calentamiento climático. Se necesita un replanteamiento de estas infraestructuras críticas para que puedan sobrellevar los cambios que está sufriendo el clima.

El pasado noviembre batió récords de precipitaciones en algunos países de Europa. ¿Qué es lo más destacable con respecto a las lluvias?

Un mes de noviembre extremadamente lluvioso ha afectado principalmente a zonas de Europa occidental que venían de sufrir condiciones secas anteriores, como Francia, el Reino Unido y la parte norte de España e Italia. No hay duda de que ha sido un año de mucha diversidad: hemos tenido sequías, inundaciones y cifras que han batido récords. La lluvia no tiene una tendencia general que se pueda extrapolar a toda Europa, ya que es difícil identificar un patrón claro. Pero esto cambia si nos centramos en las regiones. Si nos fijamos en el sur de Europa, hay evidencias claras de que aumentarán los eventos de precipitaciones muy intensas incluso en las regiones donde es muy posible que haya un descenso de las precipitaciones anuales totales.

El informe también refleja que la humedad del suelo en 2019 ha sido la segunda más baja desde 1979. ¿Qué hay detrás de eso?

Los registros históricos de Europa muestran una tendencia a la baja en lo relativo a la humedad del suelo. No es una sorpresa. La razón más simple sería que, aunque las precipitaciones se han mantenido estables, las temperaturas aumentan, y lo mismo ocurre con la evaporación. Por supuesto, hay diferentes factores que pueden influir en la humedad del suelo dependiendo del lugar. El año pasado, vimos una plétora de anomalías negativas relacionadas con la humedad del suelo en una zona que abarca desde Europa occidental hasta Alemania, que no es un área que asociemos a menudo con condiciones de sequía.

Anomalía en la humedad anual del suelo en 2019 en relación con el promedio anual de los periodos de referencia específicos para este conjunto de datos

En 2019, el deshielo batió récords en Groenlandia y el hielo marino tuvo una extensión reducida todo el año. ¿Cuáles fueron las causas?

El alcance de este fenómeno en Groenlandia ha sido sorprendente, ya que las altas temperaturas han hecho que el deshielo se produzca en todo el casquete glaciar. El deshielo en el Ártico ha sido menor en general, y también hemos visto más hielo del habitual alrededor del archipiélago Svalbard en la temporada de invierno. Esto no contradice la reducción del hielo marino que hemos visto hasta ahora; es muy probable que en los próximos años veamos otro mínimo en el hielo marino, también debido a que tenemos un claro mecanismo de retroalimentación en la región polar, donde una menor extensión del hielo marino causa más calentamiento y, por lo tanto, más deshielo. Esto ya está empeorando el problema del calentamiento en la región.

¿Cómo está afectando esto a Europa?

Está afectando de verdad tanto al clima como al sustento, aunque también genera nuevas oportunidades en todo el Ártico. Es probable que tenga un impacto en las condiciones climáticas de regiones más alejadas, e incluso hay un creciente número de estudios que sugieren una estrecha relación entre la capa de hielo marino en el Ártico y el tiempo que hace en Europa.

¿Cómo ha sido 2019 desde el punto de vista de las emisiones de gases de efecto invernadero?

Las concentraciones han aumentado. No estamos viendo un descenso, y eso quiere decir que los factores que favorecen los GEI siguen estando presentes, lo que se puede traducir en más calentamiento. No hemos visto ningún signo de un cambio de dirección. El año pasado, el ritmo del crecimiento de las concentraciones de GEI ha sido similar al de los registros históricos recientes.

Este informe también señala que Europa se está calentando más rápido que otras regiones. ¿Cómo se explica eso?

La Europa de 2019 es 2 °C más cálida que la de la era preindustrial, mientras que la temperatura media mundial solo ha aumentado en 1,1 °C. Pero hay dos matizaciones. La primera es que la tierra se está calentando más rápido que los océanos; la segunda es que nuestro análisis está más enfocado en la tierra que en el mar, y el océano cubre una parte significativa del Ártico. Sabemos que las regiones polares se han calentado bastante más que otras zonas, y esto contribuye a que el calentamiento observado en Europa sea mayor.

¿Hay alguna noticia positiva que destaque el informe?

El año 2019 ha sido el más soleado desde que existen los registros. No solo en el sur de Europa, que suele disfrutar de muchas horas de sol en general, sino también en el centro y norte del continente. Y esto es parte de un patrón: estamos viendo un aumento de las horas de sol.

Anomalías medias anuales en las horas de sol de Europa para el periodo comprendido entre 1983 y 2019 en relación con el periodo de referencia (1983-2012)

Muchas de las actividades humanas contaminantes han sufrido un parón a causa de la pandemia por COVID-19. ¿Influirá esto en los indicadores climáticos futuros?

Hemos visto un impacto en sustancias contaminantes que afectan a la calidad del aire como las PM2,5 y el óxido nitroso, que han disminuido tanto en China como en Europa, en áreas con tendencia a tener altos niveles de polución. Se ha hablado de que el confinamiento ha llevado a una reducción de los GEI, pero no creo que se pueda medir el impacto de esto en los indicadores climáticos. Eso es debido a la gran inercia que existe dentro del sistema climático, ya que, incluso si parásemos nuestras emisiones hoy mismo, es poco probable que viéramos los resultados en la temperatura media global hasta dentro de 20 años.

¿Cómo pueden el informe y los datos climáticos contribuir a la adaptación?

C3S intenta ser el motor que impulsa la adaptación. No somos nosotros los que implementamos las estrategias de adaptación, pero nuestro objetivo es ofrecer datos de alta calidad a las autoridades que se ocupan de la adaptación para que puedan hacer sus planes basándose en esta información. El informe está destinado al público en general y permite conocer más a fondo la información climática. Detrás del informe hay una enorme cantidad de datos, y todo esto está disponible y puede ser usado de manera gratuita por todo tipo de aplicaciones.

En la actualidad, tenemos más de 40 000 usuarios registrados y distribuimos 50 TB de datos cada día. El número de compañías, Gobiernos y organizaciones internacionales que utilizan nuestra información se ha incrementado continuamente y sigue aumentando desde que lanzamos el Climate Data Store. Tanto esto como el informe en sí son posibles gracias a la recogida sistemática de datos que lleva a cabo C3S, así como a su infraestructura, sus controles de calidad y su equipo, que apoya las operaciones casi las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

El clima ya no es algo que podamos subestimar; las observaciones climáticas del pasado ya no nos ofrecen un modelo de lo que podemos esperar en el futuro. Esto quiere decir que necesitamos cambiar nuestras actitudes hacia la información y los datos climáticos. Hay muchos sectores, como el transporte, la salud, la agricultura y los seguros que necesitan datos climáticos fiables, y esto no solo incluye información del pasado, sino que también necesitan saber lo que nos depara el futuro para adaptarse y llegar a ser más eficientes.

Pulse aquí para descargar el sumario.

Pulse aquí para descargar el informe completo.