Última hora
This content is not available in your region

Protestas ecologistas por la apertura de una central eléctrica de carbón en Alemania

euronews_icons_loading
Protestas ecologistas por la apertura de una central eléctrica de carbón en Alemania
Derechos de autor  euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Fuertes protestas por parte de grupos ecologistas ante la puesta en marcha de la central eléctrica de carbón más controvertida de Alemania, este sábado 30 de mayo.

La central "Datteln 4", ubicada en el estado de Renania del Norte-Westfalia, comenzó su funcionamiento comercial después de superar con éxito todas las pruebas técnicas, según palabras de un portavoz de la directiva.

Hoy es un día vergonzoso para Europa, ya que abrimos una nueva central eléctrica de carbón. Nos hemos comprometido a liderar el camino para evitar un desastre climático y sin embargo, ¿esta es la señal que enviamos al resto del mundo?
Greta Thunberg, activista climática
Mensaje de su cuenta oficial de Twitter

Las actividades de la planta de energía comienzan una década más tarde debido a errores de planificación, averías técnicas y una prohibición de construcción impuesta por los tribunales

Ante su inminente apertura, los ecologistas habían lanzado una campaña de concienciación sobre la crisis climática pero no fue suficiente para hacer cambiar de parecer a la compañía de energía Uniper, encargada de las instalaciones.

"Enviamos nuestros mejores deseos a este gobierno claramente incompetente", dijo Luisa Neubauer de 'Viernes por el Futuro', citada por la agencia de noticias alemana dpa. "Vamos a impedir el funcionamiento de esta central, vamos a cerrarla, vamos a ganar este conflicto", aseguró también.

Según una encuesta de La Federación por el Medio Ambiente y la Protección de la Naturaleza en Alemania, el 63% por ciento de los alemanes consideran que la puesta en marcha es "un error".

El país europeo aprobó en febrero el proyecto de ley que proponía eleminar gradualmente el uso del carbón a más tardar en 2038. Es por ello que el cierre de las centrales eléctricas de carbón comenzará el 31 de diciembre de 2020. Los activistas climáticos denuncian la contradicción de las últimas acciones con dicha resolución.