Última hora
This content is not available in your region

GRANADA, una ciudad resplandeciente

GRANADA, una ciudad resplandeciente
Derechos de autor  Turismo Andaluz
Tamaño de texto Aa Aa

A los pies de Sierra Nevada, la ciudad de Granada es un llamativo ejemplo de la mezcla única de culturas que es Andalucía. Sus ostentosos monumentos y sus calles laberínticas le han otorgado tal fama mundial que el escritor español Pedro Antonio de Alarcón se preguntaba: «¿Quién no conoce y admira a Granada aunque no la haya visitado nunca?».

Para los que sí la visiten, la primera parada debería ser el barrio de Albaicín, con sus casas blancas y sus callejuelas empedradas. Las calles serpenteantes y estrechas de este laberíntico lugar, centro de la ciudad original de Granada, nos llevarán hasta recónditas plazas llenas de luz. Además, por el camino veremos impresionantes edificios, como palacios, antiguas casas señoriales e iglesias. El agua siempre está presente en este conjunto monumental, desde la confluencia de los cuatro ríos sobre la que se fundó Granada hasta los aljibes, los vergeles y los Cármenes, quintas típicas con jardín.

© Turismo Andaluz

Al este de la ciudad y cruzando el río Darro, el Paseo de los Tristes, rodeado de agua y vegetación, conecta el Albaicín con la colina de Sabika, antiguo barrio sefardí. Esta colina alberga uno de los lugares más famosos e imponentes de Granada: el Palacio de La Alhambra y los Jardines del Generalife, que se elevan hacia el cielo de Sierra Nevada. El estucado de las paredes del palacio es un magnífico ejemplo del arte decorativo andaluz que refleja la larga historia del palacio, que fue alcázar, fortaleza y hogar de los sultanes nazaríes (oficiales y soldados de élite). El toque renacentista que se añadió posteriormente es particularmente notable en el Palacio de Carlos V, que alberga el Museo de la Alhambra y el Museo de Bellas Artes.

La arquitectura de la Alhambra se incorpora suntuosamente a los bosques, jardines y vergeles que la rodean, que nos transportan a la esplendorosa época de su origen. Debido a sus creaciones artísticas tan únicas y extraordinarias y por ser una representación excepcional de su época, el conjunto formado por la Alhambra, el Generalife y el Albaicín ha sido declarado Patrimonio Mundial de la UNESCO.

© Turismo Andaluz

Para poder apreciar todo su esplendor, hay dos lugares de la ciudad que ofrecen vistas espectaculares de la Alhambra: el Mirador de San Nicolás en el Albaicín y la colina del barrio de Sacromonte. Por el camino, también tendremos la oportunidad de aprender más sobre los orígenes romanos e íberos del barrio y de dejarnos fascinar por la complejidad de la Muralla Zirí, la más antigua de la ciudad y una huella del emplazamiento Garnata.

Estos miradores son testigos de lo que la ciudad de Granada representa para todos aquellos que la visitan: una ciudad llena de brillo y luz, historia y secretos. La belleza de sus calles y de los paisajes que rodean sus monumentos deleitará a los visitantes que busquen descubrimiento e inspiración y a los que disfruten del turismo activo en la naturaleza.