Última hora
This content is not available in your region

Políticas de transporte para que las tecnologías renovables compitan en igualdad de condiciones

Por FuelsEurope
Políticas de transporte para que las tecnologías renovables compitan en igualdad de condiciones
Derechos de autor  FuelsEurope
Tamaño de texto Aa Aa

No puede haber un enfoque tecnológico único

El transporte es un sector complejo, y eso hace que sea difícil de descarbonizar. La gran variedad de medios de transporte, y los diferentes usos de cada uno de ellos, explica por qué no debería haber un enfoque tecnológico único. Hay unanimidad en que la electrificación se convertirá en la tecnología dominante para vehículos ligeros y en que se necesitan políticas que promuevan su uso. Sin embargo, los vehículos electrificados no son la única forma de alcanzar los objetivos de un transporte sostenible. No está claro por qué estos vehículos deberían tener el monopolio tecnológico. FuelsEurope cree que esa decisión administrativa, ya sea de carácter nacional o a escala de la UE, es innecesaria y desacertada.

La descarbonización del transporte tiene que ver fundamentalmente con la descarbonización de la energía, y un motor de combustión interna que usa ecocombustible (combustible renovable y sostenible) tiene una huella de carbono similar a la de un vehículo eléctrico. Además, igual que un vehículo eléctrico, tiene potencial para lograr la neutralidad climática, es decir, de alcanzar cero emisiones netas de CO2.

Permitir que las diferentes tecnologías compitan entre sí para alcanzar la alternativa más eficiente en cada caso puede tener, además, consecuencias sociales y económicas muy positivas para la UE. En el caso de los ecocombustibles para transporte por carretera, permiten aprovechar las infraestructuras de distribución ya existentes, sin tener que esperar al despliegue de puntos de recarga para vehículos completamente eléctricos y, además, aumentaría la seguridad de suministro al aminorar la presión sobre la demanda de materias primas críticas. Otra de las principales ventajas de los ecocombustibles es que reduce la necesidad de renovar la flota y permitiría que tanto los vehículos existentes como los nuevos puedan comenzar a reducir emisiones en el corto plazo, acelerando y haciendo más eficiente la descarbonización del transporte.

Algunos ciudadanos europeos se podrían quedar atrás

El acceso a diferentes tecnologías daría más poder de elección a los ciudadanos y les permitiría decidir qué tecnología se adapta mejor a sus necesidades. La restricción de las opciones de consumo podría hacer que la movilidad baja en emisiones estuviera fuera del alcance de muchos europeos. De hecho, millones de ciudadanos y empresas de la UE utilizan vehículos baratos, más viejos y a menudo de segunda mano para uso familiar, laboral o de pequeños negocios, especialmente en muchos países del centro, este y sur de Europa que cuentan con parques automovilísticos más envejecidos. Estos se adquieren por un precio mucho menor que el de un vehículo eléctrico y son de vital importancia para garantizar la movilidad de esas personas.

Los ecocombustibles pueden crecer considerablemente gracias a tecnologías ya probadas y a la evidente disponibilidad de materias primas sostenibles. La biomasa sostenible procede de una amplia variedad de residuos forestales y agrícolas, de residuos industriales y domésticos, por lo que contribuirán a cerrar el ciclo de la economía circular. Además, se pueden transportar desde regiones remotas usando infraestructuras ya existentes. Las empresas europeas son líderes en tecnologías para la fabricación de ecocombustibles por lo que promover su uso permitiría desarrollar una industria, creando empleos en toda Europa.. Sin embargo, los pasos que se están dando hacia una electrificación plena, rápida y exclusiva, amenazan con desincentivar ese desarrollo.

euronews
© FuelsEuropeeuronews

No reconocer el CO2 biogénico o capturado hace que la regulación del CO2 de los vehículos carezca de neutralidad tecnológica

Un enfoque más inclusivo en la regulación de los combustibles, que reconozca de forma precisa su contribución a la reducción de las emisiones de los vehículos y fomente ventajas e incentivos para los consumidores, puede producir mayores disminuciones de CO2 que las que traerá apostar únicamente por el vehículo eléctrico . Tener la opción de que los nuevos vehículos puedan cumplir con la normativa de CO2 usando ecocombustibles protegerá puestos de trabajo en la cadena de valor del sector del automóvil, y hará más fácil la transición para adaptar y mejorar la capacitación de los trabajadores. Las estrategias industriales y planes de inversión de todo el mundo muestran que el motor de combustión interna tiene un gran futuro en la mayoría de las regiones fuera de la UE. En la actualidad, Europa es líder en tecnologías de motores de combustión interna, pero es probable que este liderazgo, junto con la implantación de ecocombustibles, se traslade a otras regiones. China, en particular, aprovecharía la oportunidad de ganar una significativa cuota de mercado a expensas de la industria europea del automóvil.

Las ambiciones climáticas de Europa necesitan una estrategia robusta en lo referente a eccombustibles. Además, su utilización en el transporte ligero por carretera puede ser transitoria, pero es complementaria y estratégica.y debe comenzar con una revisión de la regulación del CO2 de los vehículos que refleje correctamente el papel que pueden tener los combustibles sostenibles si se tienen en cuanta las emisiones netas de CO2 procedentes de combustibles biogénicos y basados en el carbono capturado.

La política de la Comisión en lo referente al CO2 de los vehículos se basa en métodos que difieren de otras metodologías de medición del CO2, como el ETS, donde la combustión de biomasa se considera emisión cero. Y tampoco es consistente con el objetivo de emisiones netas cero de la UE. La falta de reconocimiento del CO2 biogénico o capturado durante la combustión significa que la regulación del CO2 de los vehículos no está tratando a todas las tecnologías renovables de una manera equitativa y justa (con base en el principio de neutralidad tecnológica).

Todas las alternativas tecnológicas deberían competir en igualdad de condiciones

Además de ser una estrategia que reduciría las emisiones en el parque de vehículos existente, una estrategia sólida de ecocombustibles para el transporte por carretera , beneficiará, también, a la aviación y el sector marítimo. Igual que ocurrió en los primeros años de la energía solar fotovoltaica y eólica, las inversiones llevan asociados mayores costes de capital. El transporte por carretera, con su relativamente baja intensidad energética, la ausencia de riesgo de fuga de carbono y muchas herramientas fiscales y administrativas, puede impulsar un aumento más rápido del desarrollo de tecnologías para la producción de ecocombustibles. Es poco probable que la aviación y el sector marítimo logren un incremento tan veloz por sí solos, y la posibilidad de transferencia de combustibles entre sectores hace que el despliegue de tecnologías y la utilización de ecocombustibles durante la transición en el transporte por carretera sea una estrategia con resultados garantizados: podría hacer que posteriormente haya mayor volumen de ecocombustibles disponible para el sector marítimo y la aviación internacional.

euronews
© Getty Imageseuronews

Un primer paso de enorme importancia sería que la Comisión aprovechara la revisión que está realizando de los objetivos para 2030 reconociese el papel que los ecocombustibles pueden tener en la reducción de emisiones de CO2 de los vehículos, de manera consistente con los objetivos de emisiones netas cero de 2050. Esa corrección puede crear muchas oportunidades de empleo e inversión y conseguir ahorros adicionales de CO2; además puede hacer que muchos vehículos utilicen ecocombustibles , ya sea en forma gaseosa o líquida.

Revisando una serie de reglamentos, tenemos la oportunidad de garantizar que todas las alternativas tecnológicas puedan competir en igualdad de condiciones y cumplir de manera más eficiente los objetivos climáticos del sector del transporte. De esa manera, los consumidores , y los mercados y sectores en transformación podrán tomar sus propias decisiones, y, elijan lo que elijan, la ambición climática de Europa tendrá éxito. E, incluso, podría progresar más rápido.