Contenido publicitario

 Seychelles Tourism
‘Partner Content’ is used to describe brand content that is paid for and controlled by the advertiser rather than the Euronews editorial team. This content is produced by commercial departments and does not involve Euronews editorial staff or news journalists. The funding partner has control of the topics, content and final approval in collaboration with Euronews’ commercial production department.
Contenido publicitario
‘Partner Content’ is used to describe brand content that is paid for and controlled by the advertiser rather than the Euronews editorial team. This content is produced by commercial departments and does not involve Euronews editorial staff or news journalists. The funding partner has control of the topics, content and final approval in collaboration with Euronews’ commercial production department.
Seychelles Tourism

Senderismo y vuelos en helicóptero: descubra las 8 mejores cosas que hacer en las Seychelles

Isla de Saint Pierre
Isla de Saint Pierre   -   Derechos de autor  Seychelles Tourism

1. De isla en isla

Con sus 115 islas repartidas por el Océano Índico, el archipiélago de las Seychelles es perfecto para ir de una isla a otra. Sería una lástima pasar todo el rato tumbado en las blancas y prístinas playas cuando hay parques marinos, reservas naturales y sitios declarados como Patrimonio Mundial de la Unesco que están a tan solo unos minutos en lancha. Las orillas de Praslin son el punto de partida ideal para una aventura de conquista isleña que puede incluir Curieuse, Saint Pierre y Cousin: un trío tropical perfecto a poca distancia. Curieuse, la quinta isla más grande de las islas Seychelles interiores, es conocida por sus playas con rocas de granito y las famosas palmeras coco de mar, además de exuberantes bosques de manglares junto a aguas cristalinas de color turquesa. Desde allí, ponga rumbo a la isla inhabitada de Saint Pierre y diviértase un rato haciendo snorkel antes de echar el ancla en la isla de Cousin para ver crías de tortugas carey y una reserva de nidos protegida.

2. Camine hasta cumbres montañosas

© Seychelles Tourism
Puesta de sol en Port Glaud© Seychelles Tourism

El Parque Nacional Morne Seychellois en la isla de Mahé es el lugar ideal para desgastar un poco las botas de senderismo descubriendo la belleza natural del archipiélago. Aquí encontrará el sendero de Copolia, probablemente el recorrido más famoso de las Seychelles. Siga la ruta señalada de 45 minutos entre árboles medusa y plantas odre carnívoras bajo la mirada de ranas diminutas. Su recompensa será una vista espectacular cuando alcance la cumbre a 500 metros de altura. Si prefiere un recorrido más intenso entre la vegetación, pruebe a subir hasta la cima del parque Morne Seychellois, que se eleva hacia las nubes a 905 metros. Para hacer esta ruta se necesitan unas cinco horas, además de una buena dosis de motivación para abrirse camino entre la maleza enmarañada.

3. Reserve un vuelo de lujo en helicóptero

Si las Seychelles figuran habitualmente en las listas de los destinos más lujosos del mundo, es por algo: desde magníficas mansiones y complejos hoteleros de cinco estrellas hasta pícnics exquisitos en playas privadas, este archipiélago rezuma opulencia se mire como se mire –incluso desde arriba. Una vuelta en helicóptero es el no va más para disfrutar de las vistas, y la mayoría de los recorridos pasan sobre varias islas y arrecifes de coral. Reserve una excursión romántica al anochecer o un recorrido largo de 90 minutos para ver los tiburones, mantas y tortugas gigantes que nadan en las aguas cristalinas. Y si le gusta vivir a lo grande, prolongue su experiencia VIP en uno de los suntuosos spas de las islas, entre los que hay marcas de renombre mundial como Anantara, Six Senses y Kempinski.

4. Relájese en la playa

© Seychelles Tourism
Panorámica de una playa en la isla Desroches© Seychelles Tourism

Las Seychelles son un destino playero incomparable, por lo que es posible que, además de hacer senderismo y volar en helicóptero, quiera pasar una buena parte de sus vacaciones relajándose en estas playas de arena fina como el azúcar –y sería una locura no hacerlo. Una de las playas más populares es Anse Source D’Argent, situada en el interior del parque L’Union Estate de la isla de La Digue. Con orillas bordeadas de palmeras y rocas de granito erosionadas por el mar, es el marco perfecto para sus fotos de vacaciones. Anse Lazio es otro destino popular que aparece a menudo en las listas de las playas más hermosas del mundo. Y si prefiere una opción menos accesible, vaya hasta Anse Major, un rincón más tranquilo de Mahé al que solo se puede llegar a pie.

5. Sumérjase en una aventura marina

© Seychelles Tourism
Escena submarina© Seychelles Tourism

Más allá de la arena blanca de sus playas, el cristalino mar azul de las Seychelles es un paraíso para los que disfrutan en el agua. Gracias a la combinación de la vida marina local y la transparencia del océano, el buceo SCUBA y el snorkel son grandes clásicos de los programas de vacaciones, tanto para primerizos como para expertos. Aunque estas actividades pueden realizarse en cualquier época del año, hay mejor visibilidad de marzo a mayo y de septiembre a noviembre, cuando el viento se calma y las aguas están más tranquilas. En Shark Bank, junto a la isla de Mahé, podrá ver rayas, barracudas y preciosos bancos de coral. Y a poca distancia, en Dredger Wreck, hay pargos de rayas azules, peces escorpión y morenas.

6. Dé un paseo por la ciudad de Victoria

Es muy probable que quiera visitar las Seychelles para disfrutar de las playas, pero una vez que ya tenga su dosis de sol, arena y mar, no puede perderse un paseo por la ciudad capital del archipiélago. El mercado Sir Selwyn-Clarke es un hervidero de actividad en el que encontrará hierbas y especias locales junto a souvenirs, sarongs y pescado salado. Los amantes de la cultura pueden acercarse al Museo Nacional de Historia para aprender sobre los orígenes criollos del país. Y si quiere pasar una tarde rodeado de naturaleza, el Jardín Botánico incluye un huerto de especias, palmeras coco de mar y tortugas gigantes.

7. Visite una fábrica de té

Desde que el té se introdujo en las Seychelles en la década de 1960, sus habitantes apenas beben otra cosa. Actualmente, la isla de Mahé tiene a unos 3 km al norte de Port Glaud su propia fábrica de té en funcionamiento, que se convertido en una popular atracción turística. Durante el tour de la fábrica SeyTe, que dura unos 20 minutos, podrá ver el proceso tradicional completo, desde las fases de marchitado, enrulado y fermentación hasta el secado y el empaquetado. En la tienda de la fábrica se venden muestras para que pueda llevarse a casa un poco del sabor de las Seychelles. Y esté atento a los rabijuncos coliblancos que vuelan en las cercanías.

8. Vaya a ver tortugas gigantes

© Seychelles Tourism
Tortuga gigante y coche eléctrico, La Digue© Seychelles Tourism

Las Seychelles albergan la población de tortugas gigantes más numerosa del mundo, y más de 100 000 de ellas viven en el fascinante Atolón de Aldabra Atoll, una isla protegida por la Unesco situada a 1150 km de Mahé. No es fácil acceder al Atolón, pero hay muchas otras opciones para ver a estos gigantes tranquilos sin aventurarse demasiado. El Parque Nacional Marino de la isla Curieuse alberga a más de 200 tortugas de Aldabra que viven en un paraíso protegido. Otras concentraciones importantes de tortugas se encuentran en el parque L’Union Estate, situado en el extremo sur de La Digue, o en la isla Moyenne, junto a la costa noroeste de Mahé, donde estos reptiles campan a sus anchas.