Última hora

Última hora

¿Qué hay después de la Primavera Árabe?

Leyendo ahora:

¿Qué hay después de la Primavera Árabe?

Tamaño de texto Aa Aa

Con la ayuda del PEJ – Parlamento Europeo de Jóvenes

Dan. Estudiante británico:

“¿Cree que en los países que han vivido la Primavera Árabe habrá Gobiernos democráticos?

Pascal Boniface. Director de IRIS, Instituto de Relaciones Internacionales y Estratégicas:

“Yo creo que hay que distinguir cada situación nacional, porque las cosas no están igual en todos esos países.

En Túnez asistimos a una verdadera revolución que desembocó en la elaboración de una Constitución que será redactada por una asamblea electa, y pese a los sobresaltos, tendemos a pensar que Túnez va por buen camino.

Egipto es un caso distinto, porque se ha dado a la vez una revolución y un golpe de Estado militar. Ahora siguen debatiendo sobre un reparto de poder entre el Ejército, que no quiere ceder demasiado y la población, que reclama más, con la sorpresa añadida de ver los buenos resultados de los Hermanos Musulmanes, y aún más los salafistas, que son mucho más peligrosos para las libertades.

Por tanto, en Egipto la situación es mucho menos clara aunque siempre se puede decir que por lo menos, los egipcios han podido expresarse.

Libia representa el tercer caso diferente, porque no se trata de una revolución, sino de una guerra civil en la que los países occidentales han intervenido, y por tanto, el reto es saber si, tras la guerra civil, habrá una reconciliación entre las diferentes facciones o si una vez desaparecido Gadafi, habrá una reanudación de los enfrentamientos.

Por supuesto, un poder es menos estable cuando viene con la ayuda de un ejército extranjero que cuando emana de un movimiento popular interno.

El cuarto caso es Siria, porque por ahora la represión continúa y se amplifica, pero al mismo tiempo, el pueblo sirio resiste y sigue manifestándose para exigir la renuncia de Bachar el Asad pese a la fuerte represión.

Bachar el Assad ha perdido la ocasión de abrirse, de llevar a cabo reformas, las reformas que prometió y no ejecutó. Creo que se puede decir que a largo plazo, su régimen está condenado.

Por supuesto, lo que no se sabe es cuándo, si se tratará de semanas, meses o más tiempo aún…ni se sabe cuántos muertos más se necesitarán para que Bachar el Asad deje el poder.”