Última hora

Última hora

Aprender intercambiando conocimientos

Leyendo ahora:

Aprender intercambiando conocimientos

Tamaño de texto Aa Aa

Argentina: “Yo sí puedo”

En un barrio humilde de Río Cuarto, en la provincia argentina de Córdoba, la ONG “Un mundo mejor es posible” ha puesto en marcha un programa de alfabetización cubano. Se llama “Yo sí puedo”, y desde que comenzó en 2010, ha conseguido que antiguos alumnos vuelvan a las aulas y aprendan verdaderamente a leer y escribir.

En 10 años la tasa de analfabetos en esta provincia ha pasado del 2,1 al 1,5 por ciento, gracias, entre otras cosas, a métodos como éste, que nació en Cuba a principios de los años sesenta. Fue un éxito que el gobierno celebró construyendo, en 1964 el Museo de la Alfabetización en el centro de la Habana.

Qatar: aprender para enseñar

En Doha, la Boston Arts Academy y la Fundación Internacional Qatarí han organizado un intercambio de profesionales de la enseñanza. Se trata de animarlos a buscar en su entorno, en su comunidad, con los ojos bien abiertos, lugares que pueden ser útiles para el aprendizaje. Y como ejemplo, una visita a un museo de arte islámico, para inculcar a los 25 profesores participantes que se puede enseñar a través de la experiencia.

China: construyendo mano a mano

“De Bruselas a Shanghai, Proyecto de Escuela de Emigrantes”, es una iniciativa desarrollada por un joven estudiante que vive en Bélgica, Marcello. Con nueve años visitó una escuela en la que estudian 800 estudiantes, hijos de campesinos que se trasladaron a la ciudad, y decidió aportar su granito de arena. Ha conseguido recaudar 9.000 euros, con la ayuda de sus compañeros y sus padres, para mejorar las condiciones de la escuela. Juntos han viajado a China para ayudar a arreglar y pintar la fachada.

Los estudiantes de la Escuela Internacional de Shanghai también han querido unirse al proyecto. Son bilingües en chino e inglés, y hacen de traductores.

Pero el proyecto no termina aquí. Este verano quieren renovar los aseos y la zona deportiva, para hacerla más segura para los estudiantes. Un intercambio cultural entre oriente y occidente que nunca olvidarán.

migrantschoolproject