Última hora

Última hora

Los familiares de los desparecidos en la explosión de Tianjín piden transparencia

El balance de muertos por la explosión de Tianjín aumenta a 112, desde los 104 que daban los anteriores datos. Hay todavía 95 desaparecidos, de los

Leyendo ahora:

Los familiares de los desparecidos en la explosión de Tianjín piden transparencia

Tamaño de texto Aa Aa

El balance de muertos por la explosión de Tianjín aumenta a 112, desde los 104 que daban los anteriores datos. Hay todavía 95 desaparecidos, de los cuales 85 son bomberos.

El Gobierno chino y las autoridades locales salieron a desmentir una información que aseguraba que había ordenado evacuar la zona con un radio de tres kilómetros alrededor del epicentro. “Ahora mismo en un radio por debajo de unos cuantos centenares de metros, además del amoniaco, que ha superado los niveles adecuados, el resto de los elementos siguen en niveles normales. Esto no debería afectar a la vida de la gente”, aseguraba Shi Luze, responsable militar de la región.

Hasta el momento hay 720 heridos ingresados en diversos hospitales, algunos de ellos graves. Durante el viernes y el sábado se produjeron varias explosiones más, más pequeñas, que no produjeron daños personales, pero que crearon en temor a la liberación de gases tóxicos.

Furia y desconcierto son los sentimientos que ha levantado en la población de Tianjín el vaivén informativo del Gobierno chino sobre el incidente: “Ahora mismo no estamos nada bien, porque la polución puede durar hasta dos años y el daño al medio ambiente permanece, puede afectar a las siguientes generaciones”, protestaba este habitante local.

Los familiares de las víctimas, aunque sobre todo de los bomberos desaparecidos, muestran su indignación en la calle por la falta de información: “Han pasado varios días. No sé siquiera si mi hijo está vivo o muerto. El Gobierno no nos da ninguna información”, se lamentaba el padre de un bombero.

El régimen chino quiere tener toda la información restringida. De hecho anunció el cierre o suspensión de más de 360 cuentas de redes sociales por la divulgación de rumores sobre las explosiones por parte de internautas.