Última hora

Última hora

La crisis migratoria estaría costando a Hungría cerca de 270 millones de euros

El país afronta una oleada de refugiados sin precedentes. Hungría es la entrada a la zona Schengen y lugar de paso para aquellos que tratan de llegar

Leyendo ahora:

La crisis migratoria estaría costando a Hungría cerca de 270 millones de euros

Tamaño de texto Aa Aa

El país afronta una oleada de refugiados sin precedentes. Hungría es la entrada a la zona Schengen y lugar de paso para aquellos que tratan de llegar a Alemania y el norte de Europa.

Solo en policía, agentes de control y la construcción de la polémica valla, el Gobierno habría gastado cerca de 150 millones de euros.

“En diez días, Hungría ha puesto la misma cantidad de dinero en manos del mercado negro que lo que gastó durante todo el año pasado en los refugiados. No sé a quién le interesa eso, pero estaría bien parar”.

Es lo que afirma la portavoz de Migration Aid, Zsuzsanna Zsohár, ya que cada refugiado paga de media 500 euros a los traficantes de personas para que les lleven a Europa y una media de 1.800 entran a diario al país.

El Gobierno húngaro, según explica su portavoz, Zsuzsanna Zsohár, no tiene elección:

“Esto no es una responsabilidad que hayamos elegido, sino un elemento que es un deber para cada país europeo, especialmente para los que vigilan la zona Schengen. Hungría está siendo acusada ahora por hacer algo que no es solo importante para proteger la frontera húngara, sino para proteger la frontera de la Unión Europea”.

Las llamadas zonas de tránsito en Budapest suponen 260.000 euros al mes, que salen del presupuesto de la capital. Cada refugiado cuesta al Gobierno 14 euros.

Hungría no gana nada en esta situación. Lo haría si los refugiados se quedaran a trabajar en el país, pero la gran mayoría prefiere seguir su ruta al norte de Europa.