Última hora

Última hora

La charcutería es cancerígena y la carne roja "peligrosa" según la OMS

La Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer clasifica el consumo de carne roja como “probablemente carcinógeno para los humanos” y el

Leyendo ahora:

La charcutería es cancerígena y la carne roja "peligrosa" según la OMS

Tamaño de texto Aa Aa

La Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer clasifica el consumo de carne roja como “probablemente carcinógeno para los humanos” y el de carne procesada como “carcinógena”, sin adjetivos.

El instituto sobre el cáncer de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha evaluado el consumo de carne roja y de carne procesada tras una revisión exhaustiva de la literatura científica acumulada.

La agencia ha creado un Grupo de Trabajo de 22 expertos de 10 países.

La relación entre consumo de carne roja y carne procesada se observó principalmente con el cáncer colorrectal, pero también se han visto asociaciones con el cáncer de páncreas y el cáncer de próstata.

Sin embargo, la carne roja contiene nutrientes esenciales. El informe ha comparado la incidencia de cáncer entre personas con un elevado consumo de carne y otras con uno bajo, por lo que se trata de una cuestión de dosis. Más concretamente, los expertos concluyen que cada porción de 50 gramos de carne procesada consumida diariamente aumenta el riesgo de cáncer colorrectal en un 18%.

La carne procesada se clasificó como carcinógena para los humanos (Grupo1), basada en evidencia suficiente en humanos de que el consumo de carne procesada causa cáncer colorrectal.
Así pues el instituto de la OMS clasifica la carne procesada en la misma categoría que el tabaco o el amianto al considerar probada la relación entre su consumo y el mayor riesgo de cáncer. Por ello, el hecho de estar en el mismo grupo no significa que el tabaco, el amianto y la carne procesada sean igual de dañinos. Prueba de ello es que el tabaco aumenta mucho más las posibilidades de provocar cáncer que dicho tipo de carne.

“Para un individuo, el riesgo de desarrollar cáncer colorrectal por su consumo de carne procesada sigue siendo pequeño, pero este riesgo aumenta con la cantidad de carne consumida”, dijo el doctor Kurt Straif, Jefe del Programa de Monografías de la IARC. “En vista del gran número de personas que consumen carne procesada, el impacto global sobre la incidencia del cáncer es de importancia para la salud pública”, añadió.

“Estos hallazgos apoyan aún más las actuales recomendaciones de salud pública acerca de limitar el consumo de carne”, dijo el doctor Christopher Wild, director de la IARC. “Al mismo tiempo, la carne roja tiene un valor nutricional. Por lo tanto, estos resultados son importantes para permitir a los gobiernos y a las agencias reguladoras internacionales realizar evaluaciones de riesgo, a fin de balancear los riesgos y beneficios de consumir carne roja y carne procesada, y poder brindar las mejores recomendaciones dietéticas posibles”, indicó.

El resumen de las evaluaciones finales está disponible en la revista científica The Lancet

El instituto americano de la carne ya ha respondido calificando de “alarmista” y “contrario al sentido común y a numerosos estudios” que muestran que no hay una relación directa entre la carne y el cáncer y que aporta numerosos beneficios para la salud en el caso de dietas equilibradas.