Última hora

Última hora

COP21: "Ahora le toca a la esfera pública asegurarse de que el lobby de los combustibles fósiles no gana", profesor David Mond

Los detalles del acuerdo de París están siendo examinados por expertos del clima. euronews ha hablado con el profesor David Mond, de la Universidad

Leyendo ahora:

COP21: "Ahora le toca a la esfera pública asegurarse de que el lobby de los combustibles fósiles no gana", profesor David Mond

Tamaño de texto Aa Aa

Los detalles del acuerdo de París están siendo examinados por expertos del clima. euronews ha hablado con el profesor David Mond, de la Universidad de Warwick, en Inglaterra.

Nial O’Reilly, euronews:
El acuerdo ha desatado euforia. ¿Pero es este el pacto que deberíamos haber logrado o es el único que podíamos conseguir, teniendo en cuenta las circunstancias?

David Mond:
“Bueno, creo que es mucho mejor que los acuerdos que logramos en las reuniones anteriores, mejor que cualquiera de los que tuvimos antes, por lo que en ese sentido es un gran paso hacia adelante. Creo que en gran medida la importancia de este acuerdo será su efecto psicológico y el gran impacto que tendrá en los negocios. Por ejemplo, en el negocio de los combustibles fósiles y en el negocio de las energías renovables, y creo que si uno prospera y los demás se apagan, como creo que todos esperamos, entonces será una contribución muy importante.

Si es el mejor acuerdo, eso, bueno, es muy difícil de decir. En algunos aspectos no es tan bueno como lo que esperábamos, pero tenemos el problema de que cualquier acuerdo tiene que pasar por el Congreso de Estados Unidos, y un acuerdo que no puede obtener el visto bueno de Estados Unidos no puede ser un éxito de ninguna manera. Así que si hay una posibilidad de que esto pase, entonces estoy muy contento”.

euronews:
¿Hasta qué punto puede minar el acuerdo el lobby de los combustibles fósiles? ¿Cree que lo intentarán?

David Mond:
“Creo que, sin duda, van a intentarlo, tienen que sobrevivir. Al igual que cualquier criatura que quiere sobrevivir, van a hacer todo lo que puedan. Creo que lejos de ser el final del periodo en el que tenemos que estar alerta y activos para obligar a los gobiernos a hacer los cambios necesarios, ahora es realmente el principio; ahora los gobiernos han llegado a un compromiso y ahora le toca a la esfera pública mantener su palabra y asegurarse de que el lobby de los combustibles fósiles no gana. Quiero decir, si nos fijamos en las subvenciones que los combustibles fósiles siguen recibiendo, alrededor de un 1 billón de dólares al año, tanto en reducciones de impuestos para las compañías de combustibles fósiles como los subsidios a los usuarios de dichos combustibles para mantener los precios bajos, y si a eso se añaden aproximadamente 5 billones de dólares al año de lo que serían los costes de los daños provocados por la industria de los combustibles fósiles, entonces dicha industria está recibiendo subvenciones enormes y es enormemente poderosa, pero también es enormemente vulnerable a la eliminación de esas ayudas, por lo que si los gobiernos actúan para limitarlos y para empezar a exigir a las compañías de combustibles fósiles que sean responsables de los daños que están causando, como, por ejemplo, lo que ha ocurrido hasta cierto punto con el tabaco, tal vez las cosas podrían cambiar realmente”.

euronews:
Los gobiernos dan los subsidios, pero el problema es que los compromisos de los objetivos nacionales no son jurídicamente vinculantes. ¿Cómo de efectivo será el mecanismo de revisión cada 5 años?

David Mond:
“Creo que eso es en gran medida un tema de las organizaciones, asegurarse de que sea efectivo.

No es nada evidente cómo será su eficacia. No es evidente lo que significa que algunas partes del acuerdo son vinculantes.

He estado tratando de encontrar en el texto del tratado cual es la naturaleza vinculante del acuerdo y quien llevará a las partes a cumplir sus compromisos, pero realmente no está del todo claro, además tenemos que tener en cuenta que sólo pasa a ser vinculante si 55 países que representan el 55% de las emisiones lo ratifican, y esto sigue siendo un gran signo de interrogación”.