Última hora

Última hora

Irán: incertidumbre sobre el posible impacto de la muerte de Rafsanjani en la batalla política

Para occidente fue un reformista.

Leyendo ahora:

Irán: incertidumbre sobre el posible impacto de la muerte de Rafsanjani en la batalla política

Tamaño de texto Aa Aa

Para occidente fue un reformista. Para una parte de los iraníes, el discípulo del Ayatolá Jomeini, fundador de la república islámica, y quien asumió los crímenes de la misma.

Hachemi Rafsanjani, el superviviente político por antonomasia, fue presidente del Parlamento desde 1980, Jomeini le nombró comandante en jefe de los Ejércitos iraníes en 1988. Como tal, impuso el alto el fuego en la guerra de ocho años entre Irán e Irak.

A la muerte del Ayatolá, en 1989, fue elegido presidente de la república, puesto en el que permaneció hasta 1997. Durante ese tiempo, aplicó un programa reformista marcado por la apertura. Uno de sus objetivos fue propiciar un acercamiento a occidente y al enemigo estadounidense.

En 1997, al llegar al límite de sus mandatos, apoyó la candidatura de otro reformista, Mohamad Jatami, elegido finalmente en 2005.
Ya apartado del poder, Rafsanjani se dedicó al Consejo de Discernimiento del Interés del Estado, órgano que presidía desde el 89. Desde la sombra, siguió siendo extremadamente influyente.

En 2005, intentó volver a la escena política iraní. Respaldado por muchos de sus compatriotas, entre otros, la mayoría de los estudiantes, su principal rival en las urnas era Mahmoud Ahmadinejad, alcalde de Teherán. Aunque en la primera vuelta se impuso al candidato ultraconservador, en la segunda Ahmadinejad le infligió la peor derrota de su carrera, la que marcó su pérdida de influencia.

Ahmadinejad volvió a triunfar en las urnas en 2009. Varios reformistas, incluido Rafsanjani, boicotearon la ceremonia. No fueron los únicos que no pudieron digerir el nuevo mandato de Ahmadinejad: en 2009 estalló la llamada “Revolución twitter” contra el presidente. Las autoridades reprimieron violentamente las protestas, que se saldaron con 150 muertos.

El exgobernante que contribuyó a fundar el controvertido programa nuclear de Irán, apoyó después el acuerdo con las potencias mundiales para restringirlo a cambio de una disminución de las sanciones.

En 2013 le impidieron presentarse a las elecciones alegando su edad. El líder reformista decidió entonces apoyar a Rohani, el actual presidente. Dos años antes, Rafsanjani perdió la presidencia de la Asamblea de Expertos encargada entre otras cosas de elegir y revocar al guía supremo.

Akbar Hashemi Rafsanjani, ex presidente iraní y del Consejo de Discernimiento del Interés del Estado, seguía siendo un peso pesado en el equilibrio de poder de la República Islámica, a pesar de haber sido desplazado por los partidarios de la línea dura hacia un aislamiento político de facto. Los halcones del régimen no le perdonaron su reacción tras las disputadas elecciones presidenciales de 2009.

Estamos con Ahmad Salamatian, analista político y ex diputado iraní, que nos habla desde el estudio de París.

Sr. Salamatian. Las próximas elecciones presidenciales en Irán están programadas para mayo de 2017. Ya era un asunto muy sensible pero, ¿cómo va a influir la muerte de Rafsanjani?

Ahmad Salamantian: “El propio Rafsanjani fue uno de los principales partidarios de Rohani, en la medida en que algunos consideraban que Rohani era una especie de Rafsanjani, más joven, dentro de la República Islámica. Por lo tanto, podemos decir que el apoyo social que tuvo Rafsanjani está hoy plenamente con Rohani. En cuanto al apoyo popular a Rohani en las próximas elecciones, considero que la muerte de Rafsanjani ha sido un suceso desafortunado, pero sin consecuencias negativas al respecto. Incluso puedo decir que hoy existe un consenso emergente que consolidará aún más el apoyo social a Rouhani”.

Euronews: Rafsanjani desempeñó un gran papel en la forma en que la Asamblea de Expertos eligió como líder a Ali Jamenei en 1989. Los dos antiguos amigos se habían separado. Usted era diputado cuando los dos estaban juntos tras la revolución. ¿Cuál será el impacto de la muerte de Rafsanjani en la posición de Ali Jamenei?

Ahmad Salamantian: “Debido a los rumores sobre la enfermedad de Jamenei, todos esperaban ver qué papel desempeñaría Rafsanjani en su posible ausencia. El destino ha hecho que sea al revés. Si la cuestión del sucesor de Jamenei se somete a debate en este período de la Asamblea de Expertos, el resultado dependerá en gran medida del equilibrio general de poder entre los órganos electos, por un lado, y los cuerpos de seguridad y militares por otro. También dependerá de las tensiones internacionales alrededor de Irán”.

Euronews:
La próxima presidencia de Donald Trump ha preocupado a muchos sobre el cambio que se pude producir en el enfoque de Estados Unidos sobre Irán, ¿la muerte de Rafsanjani puede hacer que esas perspectivas sean aún más preocupantes?

Ahmad Salamantian: “La realidad de la cuestión es que la ausencia de Rafsanjani en sí misma empujará a Jamenei a la primera línea de la escena de equilibrio de las fuerzas nacionales e internacionales. Y ahí estará solo. Es posible que Jamenei pueda, en el futuro, asumir el papel de equilibrio que Rafsanjani solía desempeñar tras oponerse a la postura más radical de Jamenei”.