Última hora

Última hora

Voto holandés: ¿Se terminó el efecto dominó?

Para los gobiernos europeos afectados por el auge de los nacionalismos, el voto holandés ha supuesto una gota de respiro.

Leyendo ahora:

Voto holandés: ¿Se terminó el efecto dominó?

Tamaño de texto Aa Aa

Para los gobiernos europeos afectados por el auge de los nacionalismos, el voto holandés ha supuesto una gota de respiro.

El triunfo del liberal primer ministro holandés, Mark Rutte, ha frenado en seco las aspiraciones del antiilamista y antieuropeísta Geert Wilders.

Tras las experiencias del ‘brexit’ y Donald Trump en Estados Unidos, Rutte quería evitar a toda costa que se produjera en Europa un efecto dominó.

Pero en una segunda lectura, estas elecciones ha dado al partido ultraderechista de Wilders (el PVV) más escaños de los que tenía en la anterior legislatura.

¿Qué lección puede extraer entonces Europa con las elecciones francesas y alemanas a la vuelta de la esquina?

James Franey, enviado especial de Euronews en La Haya:

“Para muchos europeos ha sido un alivio que Wilders no haya quedado en primer lugar, pero esto no le resta importancia al hecho de que ha ganado más escaños, y que su política de línea dura ha atraído a más de un millón de votantes. Estamos hablando de un político de un páis fundador de la Unión Europea, en donde las políticas sobre la prohibición del Corán y el cierre de mezquitas están están calando, cada vez más, entre el electorado.

Es demasiado pronto para hablar del final del efecto dominó al que Mark Rutte se ha referido en los últimos días; quedan aún los platos fuertes, las elecciones en Francia y Alemania. Luego, para ver si existe alguna relación con la supuesta derrota de Wilders, no queda más remedio que esperar.”

“El verdadero triunfo de Wilders ha sido el haber dirigido la agenda de estas últimas semanas y meses en la política holandesa. Hemos visto al primer ministro Mark Rutte dar un giro a la derecha en inmigración y en sus relaciones con Turquía, pero también lo han hecho los demócratacristianos. Wilders ha sido realmente el que ha controlado la agenda política desde que comenzó la campaña.

En cuanto al rumbo que tomará los Países Bajos tendremos que esperar a conocer qué tipo de coalición se formará. No está aún claro y podría llevar unas semanas, tal vez dos meses. Aquí, en La Haya, se especula que podría producirse algún tipo de coalición de izquierda con el partido de izquierda verde, encabezado por Jesse Klaver, pero las negociaciones se llevarán a cabo durante las próximas semanas. Así que, de momento, nos toca esperar”, puntualiza James, enviado especial de Euronews.

Louise Hoon, especialista en política europea y euroescepticismo en la Universidad Libre de Bruselas opina que éste es el mensaje que se puede extraer de las elecciones holandesas:

“Desde la perspectiva del resto de países europeos, el mensaje es muy claro: es un “no” al populismo y a “otra pieza de dominó” que se puede caer. Y esto esta enviando una señal muy fuerte a Alemania, y a Francia. Simbólicamente, es una gran señal.

Por otro lado, el resultado hay que verlo desde la perspectiva del sistema electoral holandés, que cuenta con una representación muy proporcional, por lo que una segunda vuelta entre los dos candidatos no se hubiera producido en ningún caso.

Quiero decir que este sistema no tiene un ganador ni un perdedor claro. No es un sistema como el francés, supeditado a la carrera entre dos candidatos. Por tanto, los resultados también deben interpretarse desde esa perspectiva.

Euronews:

Rutte había descrito los comicios holandeses como los cuartos de final contra el populismo antes de las elecciones francesas y alemanas. ¿Cómo cree que influirá en el Frente Nacional de Marine Le Pen en Francia o en el populista AfD alemán?

Louise Hoon:

“Tenemos que ser cautos. La interpretación que se está haciendo en la mayoría de los medios de que el voto holandés es un no al populismo, no es del todo preciso. Porque no podemos olvidarnos del efecto del sistema electoral holandés. Creo que si hubiéramos terminado en una segunda vuelta entre Wilders y Rutte, el resultado hubiera sido muy diferente.

También creo que estas elecciones han destacado nuevas preocupaciones: la identidad, la inmigración, la integración europea, han sido sumamente vitales en la campaña para todos; También para los partidos progresitas y tolerantes. Los Verdes han ganado muchos votos gracias a ello, mientras que los socialdemócratas, que han optado por los temas tradicionales, como los económicos, practicamente desaparecen de la política en los Países Bajos.

También nos da pistas de los temas que centrarán campañas futuras, más centradas en inmigración, en la crisis de refugiados y en Europa. Y esto significa que candidatos populistas como Marine Le Pen, o el alemán Alternative fur Deutschland, ocuparán una posición muy fuerte en sus respectivas campañas.

Euronews:

Louise Hoon de la Universidad Libre de Bruselas, muchas gracias por su análsis.