Última hora

Irán: su economía tras el levantamiento de las sanciones

Más de un año después del acuerdo nuclear entre Irán y las seis potencias mundiales, el 90% de las sanciones económicas se han levantado.

Leyendo ahora:

Irán: su economía tras el levantamiento de las sanciones

Tamaño de texto Aa Aa

Más de un año después del acuerdo nuclear entre Irán y las seis potencias mundiales, el 90% de las sanciones económicas se han levantado. Una bocanada de aire para lograr beneficios importantes, aunque todavía insuficiente. Se han cerrado acuerdos en la industria automovilística, de los transportes, de la aviación comercial y en el sector del petróleo y el gas. Además, 29 bancos iraníes han restablecido lazos con los bancos occidentales.

“La reconexión de Irán con el sistema bancario es un paso muy importante, pero aún queda mucho por hacer. Las relaciones están mejorando, vemos que podemos empezar a construir el futuro. En algunos casos, nos encontramos con algunos problemas, así que intentamos solucionarlos, pero como he dicho antes, no todo se puede resolver de forma inmediata, así que aún tenemos margen de mejora”, declara Alexis Bonnel, de la empresa alemana Benteler, fabricante de chasis y piezas estructurales para el sector de la automoción

Tras el acuerdo nuclear, Irán está buscando inversiones en diferentes sectores. El pacto ha hecho que los países y las compañías piensen en retomar sus lazos comerciales con Irán. Las sanciones habían alejado al país de la cooperación económica mundial y ahora restablecer relaciones requiere tiempo.

Kamran Sepehri, de la empresa de automóviles Iran Khodro, afirma que “el acuerdo nuclear nos ha dado la oportunidad de firmar nuevos contratos con empresas extranjeras. Afortunadamente, Iran Khodro la ha aprovechado, somos los primeros en firmar un contrato y hemos visto los resultados la semana pasada”.

Tras el acuerdo, Irán atrajo al mundo con las posibilidades que ofrecía su mercado. Entonces delegaciones asiáticas y europeas visitaron el país en diversas ocasiones.

Pero Europa fue la primera en establecerse en Irán. Francia estabilizó su presencia y compañías como Renault y Peugeot fabricaron y vendieron allí. Airbus, por su parte, firmó un contrato con Irán por valor de 16.164 millones de euros. Asimismo es destacable la presencia de Italia y Alemania.

“Creo que Francia es el primer socio, y Alemania, el segundo. En la actualidad, los franceses venden sus productos, especialmente coches, y Airbus también nos ha librado aviones. Son dos hechos importantes que se han producido. Por otro lado, Irán ha recibido aviones italianos esta semana. Son cooperaciones muy importantes”, dice
Saeed Leylaz, experto en economía.

Las sanciones asfixiaron la economía iraní durante los últimos cuatro años. Algunos analistas consideran que siguen existiendo dudas por parte de los países que firmaron el acuerdo y que ello puede traducirse en un comportamiento cauteloso hacia Irán que haga que las relaciones con el exterior no sean todo lo fluidas que las empresas iraníes esperan. Son muchos los que quieren que el comercio sea más fluido y fácil.

“Únicamente necesitamos el acuerdo nuclear. Creemos que el comercio debería ser ahora más fácil para ambas partes, pero eso no ha sucedido.
El resultado del acuerdo nuclear debería ser útil e Irán debería beneficiarse de él. No debería ocurrir que un fabricante de automóviles llegue a Irán y no pueda transferir su dinero”, expresa Seyyed Javad Seyyedpour, periodista y experto económico.

Mientras tanto, las compañías internacionales están mostrando un creciente interés en el petróleo y el gas iraní, sabedores de que hay un gran potencial de inversión en el país. Aunque los expertos creen que Irán no ha logrado atraer capital hasta ahora, el informe del Fondo Monetario Internacional indica que el país experimentará un crecimiento económico más rápido en el sector no petrolero mediante inversión extranjera directa.