Última hora

Última hora

El hijo de Pablo Escobar sobre Netflix, su padre y los Estados Unidos

Antes de que justicia argentina pusiera en el punto de mira a la viuda y al hijo de Pablo Escobar por presunto blanqueo de dinero del narcotráfico, Juan Pablo Escobar dio su opinión sobre Netflix, los enemigos de su padre y la política de drogas de EEUU en una entrevista exclusiva con Euronews.

Leyendo ahora:

El hijo de Pablo Escobar sobre Netflix, su padre y los Estados Unidos

Tamaño de texto Aa Aa

La justicia argentina investiga a la viuda y al hijo de Pablo Escobar por presunto blanqueo de dinero del narcotráfico. Días antes de que saltara la noticia, Euronews entrevistó a Juan Pablo Escobar, quien nos desveló la difícil vida que vivió junto a su padre, estos son otros fragmentos de nuestro encuentro con el hijo de uno de los mayores narcotraficantes de la historia.

Juan Pablo Escobar arremete contra Netflix

Es una realidad inocultable que hoy en día, gracias a las series de televisión y películas sobre Pablo Escobar, él, como persona, es mucho más famoso que nunca antes en su carrera criminal. Esto ha despertado el interés de centenares de personas o miles de personas alrededor del mundo, y a diario recibo mensajes por la redes sociales diciéndome: “vi la serie de Netflix y ahora quiero ser narco como tu papá”. Entoces, me parece que esa es justamente la lección opuesta que nosotros aprendimos de haber vivido tan cerca esa violencia que hizo mi padre. Yo pude haber elegido toda la vida ser Pablo Escobar 2.0 y justamente nunca lo elegí porque conocí muy de cerca las consecuencias de vivir en ese mundo tan violento. Y nunca le aconsejaría a nadie que siga los pasos de Pablo Escobar.

De la perspectiva de su hijo a la voz de sus enemigos

El primero (de mis libros) “Pablo Escobar, mi padre” es una historia que respeta la cronología de los hechos y ahí reconozco el cien por ciento de los actos que él cometió. Y también está desde mi perspectiva de hijo. En el segundo (“Pablo Escobar, lo que mi padre nunca me contó”) me fui a encontrar con los peores enemigos de mi padre, con los que más le odiaron, con los que fueron sus víctimas, para que ahora ya no fuera el hijo, sino ellos, quienes me cuenten a mí quién es Pablo Escobar y al lector. Ahí me reuní con el hijo de Barry Seal, con los hijos del cartel de Cali, con los guerrilleros, con los políticos, con los paramilitares y todos, por primera vez, me prestan su testimonio y su voz para contar cómo era la experiencia de ser enemigo de Pablo Escobar. Y allí revelo cómo mi padre trabajó con la CIA y con la DEA en el tráfico de drogas, que eso digamos son los dos capítulos más peligrosos del libro.

“Los norteamericanos, los más beneficiados por la prohibición de las drogas”

La lucha contra las drogas está perdida por nocaut hace décadas, lo que pasa es que estamos muy acostumbrados a la versión norteamericana de la lucha contra las drogas donde, muy al estilo de Vietnam, en las películas ganaron la guerra pero en la realidad la perdieron. Y es exactamente lo mismo con la guerra contra las drogas. No hay mejor manera de darle poder económico, militar y corruptor a las organizaciones criminales que con la guerra contra las drogas. No hay manera, es como, agregarle más agua a las plantas para que crezcan más rápido. Está perdida porque, claramente, el juego sucio de la prohibición es la mejor propaganda para incitar al consumo de estas drogas ilícitas y es un gran negocio prohibir. Los más beneficiados con este prohibicionismo son las potencias, son los norteamericanos. Siendo muy ricos los narcotraficantes latinoamericanos y muy poderosos, nunca entendemos por qué no nos dicen los nombres de los carteles de Miami, de Los Ángeles, de Chicago, de Nueva York. ¿Por qué siempre sabemos los nombres, los apellidos de los latinoamericanos y las direcciones, y nunca los de ellos que son los que administran el negocio de las drogas y son los principales consumidores en el mundo y los principales lavadores de dinero en el mundo? ¿Por qué razón nos mantienen entretenidos con escándalos pequeños alrededor del mundo con latinoamérica y no nos cuentan lo que yo revelo no en éste (mi primer libro) en mi nuevo libro (“Pablo Escobar, lo que mi padre nunca me contó”) acerca de las conexiones de mi padre con la CIA y con la DEA para el tráfico de drogas?