Última hora

Última hora

'La gente sigue creyendo en el chavismo pero no apoya a Maduro'

Leyendo ahora:

'La gente sigue creyendo en el chavismo pero no apoya a Maduro'

'La gente sigue creyendo en el chavismo pero no apoya a Maduro'
© Copyright :
Reuters
Tamaño de texto Aa Aa

Para sorpresa de muchos, Venezuela celebrará elecciones presidenciales anticipadas el domingo. EEUU y la UE han condenado la decisión del presidente venezolano Nicolás Maduro de adelantar los comicios y han dicho que podrían imponer más sanciones al país si "se socava la democracia".

"Si todos en el país votaran, está claro que el líder de la oposición, Henri Falcón, ganaría. Pero que la gente vaya o no a las urnas es otra historia".

Tim Gill Experto en Venezuela

Maduro, elegido presidente de Venezuela tras la repentina muerte de Hugo Chávez en 2013, ha gobernado por decreto durante la mayor parte de su mandato.

Sin embargo, el creciente descontento con la situación socio-económica en Venezuela puede no favorecer a Maduro tanto como la gente piensa, según el profesor asistente de sociología de la Universidad de Carolina del Norte, Tim Gill.

"Tengo entendido que la gente sigue creyendo en el chavismo [ideología política de izquierdas impulsada por el fallecido presidente de Venezuela Hugo Chávez] pero no apoya a Maduro", dijo Gill a Euronews. "En muchas encuestas, Chávez sigue siendo el político más popular de Venezuela".

Reuters/Adriana Loureiro
Un grafiti de la campaña electoral del presidente de Venezuela Nicolás Maduro en Caracas, VenezuelaReuters/Adriana Loureiro

Según Gill, Maduro no tiene la habilidad que Chávez tenía para inspirar o deslumbrar a la multitud.

"Parece un caso clásico de transferencia de poder donde un líder carismático [Chávez] fue capaz de juntar las cosas y dirigir el Estado de una manera apropiada y el que toma el control [Maduro] parece un impostor".

Gill dice que la falta de cambio de Maduro también ha dañado su imagen.

"Hubo mucha corrupción bajo Chávez, pero al menos pudo hacer las cosas y manejar a los militares y a la burocracia de una manera que funcionó. Maduro no quiere hacer ningún cambio porque hay individuos aparentemente en el ejército que se están beneficiando de los acuerdos económicos [actuales]".

El experto en Venezuela agregó que las encuestas muestran una alta desfavorabilidad para Maduro.

"Si todos en el país votaran, está claro que el líder de la oposición, Henri Falcón, ganaría. Pero que la gente vaya o no a las urnas es otra historia".

Menos credibilidad

Otro factor que podría perjudicar a Maduro el domingo es que estas elecciones son vistas como menos creíbles por una serie de razones, dijo Gill.

A los observadores internacionales de Estados Unidos y la UE no se les permite supervisar la votación porque Maduro cree que no son necesarios.

Las afirmaciones de supuesta interferencia con los resultados electorales en el suroriental estado de Bolívar también han hecho que la gente se muestre escéptica ante la posibilidad de que esto ocurra en otras partes del país.

La creación de la Asamblea Nacional Constituyente -un órgano legislativo paralelo todopoderoso votado el año pasado encargado de redactar una nueva constitución- fue condenada tanto por la oposición, que boicoteó la votación para elegir a los miembros, como por las potencias extranjeras, como Estados Unidos y España, que dijeron que no reconocerían el resultado de la votación.

Todos estos factores han hecho que Maduro sea aún menos popular entre sus vecinos de la región, que lo ven como un líder incompetente, dijo Gill.

Las probabilidades están con Maduro

Pero a pesar de la resentida popularidad del presidente, el experto dijo que las probabilidades están con Maduro.

REUTERS/Carlos Jasso
Un hombre pasa junto a un graffiti pintado en una valla en Caracas, Venezuela, el 11 de mayo de 2018. El grafiti dice: "No voy a votar".REUTERS/Carlos Jasso

La principal oposición, la coalición de partidos Mesa de la Unidad Democrática (MUD), ha decidido boicotear las elecciones y se ha negado a presentar candidatos. Henri Falcón, de Avanzada Progresista (AP), se presenta como candidato independiente, al igual que Javier Bertucci.

Las dos figuras más populares de la oposición, Leopoldo López y Henrique Capriles, tienen prohibido presentarse.

Para Gill, boicotear las elecciones sólo perjudicará a la oposición y ayudará a Maduro a asegurar otro mandato como presidente de Venezuela.

"Esta es una estrategia que muchos partidos de la oposición han intentado en otros países y nunca ha tenido los resultados deseados", dijo.

Lee: Elecciones en Venezuela: ¿Cuál es la apuesta electoral de la oposición para derrocar a Maduro?

¿Qué pasará después de la elección del domingo?

Quienquiera que gane las elecciones tendrá que enfrentarse a la desmoronada economía del país, a la hiperinflación y a la falta de artículos de primera necesidad.

Venezuela atraviesa actualmente una de las peores crisis económicas y sociales de la historia del país, con millones de personas que sufren escasez de alimentos y medicinas, hiperinflación e inseguridad creciente, que según los críticos es el resultado del disfuncional gobierno de Maduro. Como resultado, se estima que tres millones de personas han huido del país.

Si gana, dice Gill, "Maduro puede entregar algunas de las empresas petroleras a China y Rusia para que puedan invertir su capital en ellas".

Venezuela tiene una de las mayores reservas de petróleo del mundo, pero el malestar económico del país hace que opere con menos del 40% de su producción potencial total.

Pero aparte de eso, Gill cree que el segundo mandato de Maduro como presidente sería muy parecido.

Falcón, por otro lado, ha prometido utilizar el dólar estadounidense en lugar del bolívar hiperinflado para tratar de estabilizar la economía. También dijo que aceptaría ayuda extranjera en Venezuela, activistas de la oposición libre, y tal vez trabajaría con el FMI para revitalizar la economía.