Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

EEUU acaba con la era Obama en Cuba

EEUU acaba con la era Obama en Cuba
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Mientras las conversaciones para evitar una guerra comercial en toda regla entre Estados Unidos y China se desarrollaban de forma intensa este mes emergió una antigua disputa entre Washington y otro estado comunista

La visita a Cuba en 2016 del entonces presidente de Estados Unidos Barack Obama fue comparada con el momento de la caída del muro de Berlín. Parecía que Washington y La Habana habían pasado página a su historia desencadenada durante de la guerra fría. Pero bajo el mandato del presidente Trump, las sanciones están volviendo.

Washington ha promulgado una normativa latente conocida como el 'Título 3' de la ley Helms Burton. Permite que cualquiera cuya propiedad haya sido nacionalizada después de la Revolución Cubana de 1959 pueda demandar a individuos o empresas que se han beneficiado de sus antiguos bienes.

"Lamentablemente, la exportación más prominente de Cuba en estos días no son los puros ni el ron. Es la opresión. La distensión con el régimen ha fracasado. Acosar a los dictadores cubanos siempre será un antecedente en el largo historial de defensa de los derechos humanos de esta gran nación. Por estas razones estoy anunciando que la administración Trump ya no suspenderá el artículo 3", aseguraba el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo

La compañía de cruceros Carnival Corporation fue la primera en ser demandada por beneficiarse de una propiedad cubana expropiada. Exxon Mobile, el mayor productor de petróleo de los Estados Unidos, demandó entonces a la empresa estatal Cuba-Petroleo por una refinería y otros activos confiscados en 1960.

El ministro de Exteriores cubano, Bruno Rodríguez considera que esas medidas "generarán mayores dificultades y carencias a nuestro pueblo" y ha hecho un llamamiento a la comunidad internacional "para detener la insensatez y la irresponsabilidad, hay que actuar lo antes posible".

Como La Habana se vio obligada a racionar alimentos básicos este mismo mes, la Unión Europea, Canadá y otros países dijeron que trasladarán el problema a la Organización Mundial del Comercio, ya que Estados Unidos no tiene jurisdicción sobre las acciones de sus ciudadanos en Cuba.

Sin embargo, algunas empresas, sobre todo en el sector turístico, siguen adelante con sus inversiones a pesar de las sanciones, como indicaba Reyes Maroto, ministra española de Industria, Comercio y Turismo: "El encuentro empresarial ha demostrado el interés por invertir en la isla, por lo tanto el compromiso de las empresas españolas en las inversiones en la isla". Una opinión corroborada por Juan Antonio Montes, director del Grupo Barceló en el país caribeño, que aseguraba que "no tenemos intención de dejar o cambiar ningún plan que tengamos en marcha".

La batalla por el futuro económico de Cuba parece que se librará en sus playas. Con el resto de su economía estancada, las esperanzas de la nación caribeña están puestas en el turismo para mantenerla a flote.

El enorme valor del big data

¿Son los datos el nuevo petróleo? Un fabricante mundial de software de análisis de datos así lo cree, y acaba de abrir una nueva sede regional en Dubai para capitalizar el próximo boom en la era de la información. Los negocios con los datos no siempre han parecido tan valiosos. Hubo momentos en los que el proceso de numeración resultó en subproductos binarios que estaban lejos de ser fácilmente utilizables. Análisis de datos significa examinar grandes conjuntos de datos con el fin de extraer soluciones para el mundo real.

"El análisis de datos es el proceso de coger la información sin procesar y convertirla en valor para poder contar mejores historias con datos de todas las empresas. Hay algo especial en Oriente Medio, particularmente en Dubai, quizás sea la influencia del gobierno en Visión 2021 (un programa de Emiratos Árabes que sitúa las claves en materia de desarrollo social y económico), la gente realmente entiende el valor de la ciencia de los datos y la analítica para sacar los 10-15 billones de dólares en valor que están detrás de los datos escondidos.", explica Dean Stoecker, director ejecutivo de Alteryx.

El gasto en software de inteligencia de negocio y analítica en los Emiratos Árabes Unidos superó los 37 millones de euros el año pasado, con un crecimiento previsto de casi el 8% anual. Alteryx está capitalizando esto con el lanzamiento de su sede central en la capital, como explica el responsable de datos y análisis, Byron Gavin: "Estamos viendo una gran demanda en Dubai y, obviamente, en el resto del mundo, pero la funcionalidad que puede proporcionar es ahorrar tiempo a las personas y darles una enorme cantidad de valor."

El propio Stoecker pone un ejemplo de lo que se es´tá haciendo en los aeropuertos de Dubai, "un análisis de emociones de los viajeros que pasan por allí, para asegurarse de que los baños estén limpios, los restaurantes tengan buena comida y las filas de espera sean cortas".

También se pueden obtener beneficios administrativos de este tipo de avances. "Teníamos algunos procesos muy anticuados que hacían que un usuario individual actualizara más de cien hojas de cálculo manualmente cada mes. Así que esa es una tarea manual que ha pasado de semanas a días y ahora estamos hablando de minutos", detalla Paul McLeod de Emirates Insurance Agency.

Volviendo a la pregunta esencial, ¿podría el Big Data significar para la región tanto como lo han hecho históricamente los petroquímicos?. Dean Stoecker se atreve a dar una respuesta: "He oído que a menudo que los datos son el nuevo petróleo. Y la realidad es que habrá casi tanto valor económico proveniente de los datos como del petróleo".

Una viña en Juego de Tronos

Los seguidores de Juego de Tronos tuvieron que despedirse de su serie favorita de televisión este mes. Pero aferrarse a la gigantesca fantasía podría convertirse en un gran negocio para algunos. El épico desenlace supuso el final de una era. Fue el episodio más visto de cualquier serie, con 13,6 millones de espectadores en directo. La franquicia en sí tiene un valor estimado de alrededor de 1.000 millones de euros.

La serie ha inyectado unos 300 millones de euros en la economía de Irlanda del Norte, en parte gracias a la afluencia de turistas a las localizaciones. Y mientras que los ingresos por merchandising y turismo probablemente continuarán mucho después del final de Juego de Tronos, algunos seguidores quieren aferrarse, literalmente, al sabor de la fantasía. El enólogo Thibault Bardet creó un vino lo más cercano posible a lo que imaginaba que se podía producir en el reino de Dorne, en el continente ficticio de Westeros.

Se trata de un vino "de color muy intenso, queríamos hacerlo, como en el libro, 'oscuro como la sangre'". Bardet explica que HBO contactó con él para que no utilizara el código del universo creado en la serie, aunque le permitió finalizar las existencias. "Mi mayor sueño sería que el autor lo probara y le dijera: "Ahí tienes, basado en lo que escribiste, aquí está lo que imaginé que sería tu vino". ¿Qué opinas tú? ¿Imaginaste lo mismo?", asegura.

Puede que sea el final de la serie de televisión, pero deja un legado de imaginación y economías estimuladas desde el sur de España hasta Islandia y más allá.