Última hora
This content is not available in your region

Dubái, la vanguardia contra el plástico

euronews_icons_loading
Dubái, la vanguardia contra el plástico
Derechos de autor  euronews
Tamaño de texto Aa Aa

El mundo produce más de 300 millones de toneladas de plástico cada año y los esos residuos son una de las mayores amenazas a la contaminación global. Pero la ciudad de Dubai está haciendo progresos para solucionar el problema.

En el aeropuerto internacional de Dubái reciben anualmente casi 90 millones de pasajeros. Con ellos viajan 5.500 toneladas de plástico. Pero ya no... Los aeropuertos de Dubai han prohibido todos los plásticos de un solo uso en el interior de la terminal desde principios de 2020.

"El mundo produce más de 300 millones de toneladas de plástico cada año

Eso significa que se prohibirán en los cafés y restaurantes los cubiertos de plástico, las botellas de agua, las pajitas para beber, los embalajes y las bolsas de polietileno.

"El noventa y cinco por ciento de nuestros socios se han comprometido a cambiar el plástico por sustitutos apropiados y relevantes para algunos de los productos que utilizan el catering y la venta al por menor en todo el aeropuerto", nos cuenta Eugene Barry, vicepresidente ejecutivo de los aeropuertos de Dubái.

En este momento, los aeropuertos están en la primera fase de **la prohibición de los plásticos de un solo uso. En Dubai esperan que sea una medida que llegue a convertirse en una referencia para otros grandes centros de transporte y negocios.**

Euronews
Desechos plásticosEuronews

"Algunos de nuestros socios como McDonald's, Costa Coffee, Pret a Manger y algunas de nuestras marcas locales, como Tree House y Transee ya han introducido productos que son alternativas adecuadas y respetuosas con el medio ambiente al plástico. Creo que esta es una de las primeras etapas de un largo viaje, para tener un enfoque más amigable con el medio ambiente en la administración de las empresas", continúa Barry.

Pero con la necesidad de eliminar los plásticos de un solo uso. Las empresas han tenido que adaptarse, ¿cuáles son las alternativas?

Encontramos algunas respuestas en los 700 hoteles de Dubái, que albergan más de 120.000 habitaciones. Cambios sencillos, como el de las botellas de agua de plástico a vidrio, están empezando a marcar una gran diferencia. Y las tarjetas de llave plástica pronto podrían ser una cosa del pasado, ya que los desarrolladores están estudiando la posibilidad de cambiarlas por materiales de base de madera.

En la fábrica de Avani la demanda casi supera la oferta de estas alternativas plásticas. “El sector privado está a la vanguardia de la lucha contra la pandemia del plástico de uso único. Hasta hace un par de años no teníamos buenas alternativas, en particular para las bolsas. Nuestra bolsa bolsa está hecha de una especie de patata llamada yuca. Se mezclan con aceite vegetal y luego se hacen granos que se procesan a través de una máquina, que los derrite y luego los sopla en una película para darle forma al material. Luego soplamos las bolsas. Tenemos un par de clientes que ya venden, como Virgin Megastore.Además, tenemos un par de operadores más pequeños que usan la bolsa. Lo que ha sucedido es que hemos reducido el consumo de bolsas hasta más del 50 por ciento. Y esa es la mayor contribución que podríamos hacer”, explica Peter Avram, director de gestión.

“El sector privado está a la vanguardia de la lucha contra la pandemia del plástico de uso único
Peter Avram,
director de gestión de Avani

En Dubai, la actitud del público hacia los plásticos de un solo uso está cambiando.

El 90 por ciento de las personas está haciendo un esfuerzo consciente para reducir su propio consumo de desechos plásticos. Casi cuatro de cada cinco dicen que reciclan más ahora que hace cinco años. Y una de cada cuatro personas dice que las corporaciones que defienden las iniciativas de no usar plástico las alientan a reciclar más.

Las compañías aquí aceptan que hacer el cambio tendrá implicaciones financieras. Pero para muchos, continuar usando el plástico no es una opción. Algo que el restaurador Tom Arnold, fundador del restaurante Common Grounds, espera: “Llevo a mi familia a la playa muchas veces y ver la cantidad de plástico que se acumula en la arena y en nuestros océanos es una locura. Nuestra relación con el medio ambiente es enorme. Servimos a miles de clientes a la semana y cada pequeña cosa que podemos hacer realmente ayuda mucho a la situación. Se trata de asegurarnos de que entiendas dónde acaba el plástico de un solo uso. Todos nuestros vasos de plástico, todos nuestros platos y tazones de plástico y cubiertos, ya sabes, reponiendo esas áreas de nuestras cocinas con cosas que sabemos que no son dañinas para el medioambiente. La respuesta de nuestros clientes ha sido increíble. Mientras cada uno esté poniendo su granito de arena y comprendiendo su impacto, deberíamos ser capaces de hacer un cambio juntos”.

El mensaje de Dubái es simple y claro. Deshacerse de los plásticos de un solo uso es algo que solo se debe hacer de forma conjunta. Y esta ciudad está decidida a marcar el camino.