Última hora
This content is not available in your region

Sociedad armoniosa e inclusiva: la atleta paralímpica Aki Taguchi apunta a un nuevo objetivo

Visitando otros países para alentar a los atletas jóvenes y asesorar a los Comités Olímpicos y Paralímpicos nacionales sobre cómo trabajar juntos más estrechamente.
Visitando otros países para alentar a los atletas jóvenes y asesorar a los Comités Olímpicos y Paralímpicos nacionales sobre cómo trabajar juntos más estrechamente.   -   Derechos de autor  © MOFA Japan
Tamaño de texto Aa Aa

Si bien la pandemia mundial del coronavirus obligó a posponer los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020 hasta 2021, una novedad notable que ocurrirá este verano es que Tokio será la primera ciudad en albergar los Juegos Paralímpicos de Verano por segunda vez. En comparación con 1964, cuando Tokio los celebró por primera vez, los Juegos Paralímpicos han llegado a ocupar un papel mucho más destacado junto con los Juegos Olímpicos, y la gobernadora de Tokio, Yuriko Koike, ha promovido los Juegos Paralímpicos como la verdadera medida del éxito de los Juegos. "El aumento en la concienciación sobre la diversidad y la inclusión se ha acelerado enormemente en Tokio, en gran parte gracias a los Juegos.", dice Aki Taguchi, vicepresidenta de la Asociación de Paralímpicos de Japón, miembro del Comité Organizador de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio, y una ex deportista paralímpica. "Creo que los Juegos Paralímpicos serán una parte importante de la creación de una sociedad armoniosa e inclusiva, en la que todos, independientemente de su discapacidad física, puedan respetar y apoyar mutuamente la personalidad y la individualidad de los demás."

© MOFA Japan
La Sra. Aki Taguchi, Vicepresidenta de la Asociación de Paralímpicos de Japón, comparte su visión para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020© MOFA Japan

Comenzando de nuevo

Habiendo utilizado una silla de ruedas desde los 25 años, la Sra. Taguchi recurrió a los deportes competitivos gracias a la motivación de sus amigos. “Al principio, no podía hacer nada en silla de ruedas. Sentí que no tenía futuro, que mi discapacidad me impedía tener esperanzas o sueños. Era como si no pudiera hacer nada para ayudarme a mí misma.". Al hablar de deportes que podía hacer en silla de ruedas, recordó cómo le había interesado probar el tiro al plato en su trabajo anterior en un crucero. Se reunió con otra persona en silla de ruedas que practicaba el deporte del tiro, quien le sugirió que lo intentara. “Me presentaron a la 'Federación Japonesa de Paratiro Deportivo'. En ese momento, acababa de quedarme discapacitada y todavía me encontraba lidiando con el hecho repentino de necesitar utilizar una silla de ruedas, por lo que dentro de mí me resistía fuertemente a unirme.".

Sin embargo, después de participar en algunas sesiones de práctica, comenzó a ver de lo que era capaz. “Otras personas comenzaron a enseñarme y, a medida que iba aprendiendo, los límites que me había fijado a mí misma comenzaron a desaparecer.”, relata la Sra. Taguchi. “Al principio, usé una especie de pistola de rayos llamada rifle de haz y logré ganar dos torneos seguidos. Después de eso, me interesé mucho más en el tiro y obtuve una licencia para comenzar a usar un rifle real. Al mismo tiempo, también fui logrando hacer más cosas poco a poco, como volver al trabajo, conducir y practicar deportes.”. La habilidad de la Sra. Taguchi con el rifle pronto llegó al punto en que el intento de ingresar al equipo paralímpico japonés se había vuelto un sueño alcanzable. Los siguientes Juegos Paralímpicos fueron los Juegos Paralímpicos de Atenas 2004 y el proceso de clasificación comenzó en 2002: “Cuando comencé a prepararme para Atenas, tuve que comenzar a pensar en los siguientes dos años. Era la primera vez desde que me encontraba en silla de ruedas, que había pensado tan lejos en el futuro. Los deportes tienden a facilitar el establecimiento de objetivos como este, al dar muchos pasos más cortos hacia los que uno puede avanzar. Fue un gran punto de inflexión en mi forma de pensar.". La Sra. Taguchi tuvo éxito al clasificar para los Juegos Paralímpicos de Atenas 2004, y pasó a competir en Beijing en 2008 y Londres en 2012. Desde entonces, ha estado trabajando para generar conciencia y mejorar la accesibilidad para las personas con discapacidad, y después de que Tokio fuera seleccionada como ciudad anfitriona de los Juegos de Tokio 2020, se sumó al Comité Organizador de Tokio 2020 para ayudar a ‘crear un entorno no solo para los atletas de tiro, sino también para todos los atletas para que puedan alcanzar su capacidad potencial y establecer sus récords personales’.

© MOFA Japan
La Sra. Taguchi representó a Japón en el tiro con rifle en los Juegos Paralímpicos de Verano de 2004, 2008 y 2012© MOFA Japan

Eliminando barreras, físicas y de otro tipo

Los Juegos Paralímpicos tienen un enorme potencial para lograr un cambio social, desde el punto de vista de la preparación que requiere una ciudad para poder estar lista y albergar los Juegos para millones de visitantes internacionales, y en cuanto a una mayor conciencia sobre las personas con discapacidad que conlleva tal evento preeminente. “En 1964, cuando Tokio fue la sede de los Juegos Paralímpicos, la mayoría de la gente ni siquiera sabía de ello.”, dice la Sra. Taguchi. "Obtuvo una gran cobertura mediática, con donaciones que se recaudaron en todo el país y se invitaron a atletas paralímpicos al Palacio Imperial.". Los Juegos Paralímpicos de Tokio 1964, sin embargo, también destacaron lo lejos que teníamos que llegar para crear una sociedad sin barreras, un concepto que ni siquiera existía en ese entonces. “En aquel entonces, las personas con discapacidad normalmente no salían ni tenían trabajos en la ciudad. Los primeros Juegos Paralímpicos de Tokio fueron un catalizador, generando conciencia sobre la importancia de que las personas con alguna discapacidad puedan vivir y trabajar de forma independiente, y no a través de donativos. Hoy en día, es muy diferente, porque vemos deportistas paralímpicos que aparecen en muchos anuncios y programas de televisión. Aun así, queda trabajo por hacer."

© MOFA Japan
El logro de una sociedad inclusiva depende de la eliminación no solo de barreras físicas, sino también de las sociales.© MOFA Japan

Lo ideal ha sido descrito como una “sociedad inclusiva” en la que todas las personas se apoyen mutuamente y se reconozca y respete la diversidad total de estilos de vida. Parte de esto ha sido la promoción del progreso sin barreras, haciendo que la sociedad sea más fácil de navegar para todos. Esto no solo es importante para las personas con alguna discapacidad, ya que Japón es una de las sociedades del mundo de más rápido envejecimiento que está entrando en una era en la que la esperanza de vida de cien años se convertirá en algo común; la reducción y eliminación de barreras es cada vez más importante para la población anciana de Japón. Sin embargo, comprender qué cambios deben realizarse requiere un conocimiento especial: “En el desarrollo de sistemas sin barreras, es necesario contar con la opinión de personas con discapacidad quienes son las que realmente los usarán.”, dice la Sra. Taguchi. "De lo contrario, no funcionará."

© MOFA Japan
La Sra. Taguchi habla sobre la importancia de lograr una sociedad más inclusiva, en la que todas las personas puedan ayudarse y apoyarse mutuamente.© MOFA Japan

Si bien los cambios en la infraestructura son importantes, no son el único componente en la creación de una sociedad inclusiva. Los impedimentos físicos pueden considerarse las ‘barreras duras’ que deben rediseñarse, pero las llamadas ‘barreras blandas’ pueden ser igual de importantes. “El número de para-atletas que trabajan en empresas ha aumentado, pero no quiero que se detenga allí.”, explica la Sra. Taguchi. “Idealmente, podríamos ver un mayor empleo de todas las personas con discapacidad más allá de los Juegos de Tokio 2020. A medida que más personas con discapacidad obtengan un empleo, los obstáculos que todos tenemos que enfrentar serán menores y aceleraremos el logro de una sociedad inclusiva.".

Mirando hacia el extranjero

La Sra. Taguchi también ha estado trabajando para llevar el concepto de sociedades inclusivas a otros países. “Cuando el Ministerio de Asuntos Exteriores me contactó con la idea de promover Japón en el extranjero, les dije que quería ir a países que tuviesen programas paralímpicos que aún se encontrasen en su etapa de desarrollo. Al final, elegí ir a Laos y Bangladesh, que no tenían una infraestructura sin barreras desarrollada y no tenían muchas oportunidades para los atletas con discapacidad.”, dijo ella. Mientras estuvo allí, notó que tenía una gran interacción con los Comités Paralímpicos de cada nación, pero no con los Comités Olímpicos. “Hablé con ellos sobre cómo la estrecha cooperación entre los dos grupos tenía enormes beneficios, especialmente para los atletas que iban a poder entrenar y socializar en las mismas instalaciones. Incluso en Japón, los dos habían estado bajo la jurisdicción de ministerios separados hasta hace poco, y reunirlos marcó una gran diferencia en nuestra forma de pensar."

© MOFA Japan
Visitando otros países para alentar a los atletas jóvenes y asesorar a los Comités Olímpicos y Paralímpicos nacionales sobre cómo trabajar juntos más estrechamente.© MOFA Japan

La clave es la comunicación

Finalmente, lograr una sociedad armoniosa e inclusiva dependerá de un cambio de actitud. “Al principio, incluso yo solía pensar que en una sociedad inclusiva, las personas sin discapacidad ayudaban a las personas con discapacidad,”, admite la Sra. Taguchi, “pero en realidad se trata de ayudarse uno al otro. Cada persona tiene habilidades, por lo que todos tenemos la oportunidad de ayudarnos unos a otros. Por lo tanto, la clave se convierte en la comunicación. Habrá ocasiones en las que las palabras o acciones de otros nos hieran, y la causa fundamental de esto es la ignorancia. Al conocernos unos a otros, podemos imaginar por lo que estamos pasando, de lo que somos capaces y lo que necesitamos. Y una vez que hagamos eso, no nos haremos daño.".