This content is not available in your region
Contenido publicitario
‘Partner Content’ is used to describe brand content that is paid for and controlled by the advertiser rather than the Euronews editorial team. This content is produced by commercial departments and does not involve Euronews editorial staff or news journalists. The funding partner has control of the topics, content and final approval in collaboration with Euronews’ commercial production department.
Royal Commission for AlUla

El resurgimiento sostenible de la espectacular región de AlUla en Arabia Saudita

Distrito del Casco Antiguo de AlUla – Vista panorámica
Distrito del Casco Antiguo de AlUla – Vista panorámica   -   Derechos de autor  Royal Commission for AlUla (RCU)

Un ambicioso plan de regeneración ha rescatado de un largo olvido esta región clave de la historia de Arabia Saudita, transformándola en una destinación mundial de turismo cultural, artístico y natural.

AlUla es un antiguo enclave comercial situado en el noroeste del país, en la intersección de las históricas rutas de la seda y el incienso. Sus imponentes monumentos de arenisca rojiza siguen dando fe hoy en día de la antigua riqueza e importancia de la región.

Una red de medios de transporte sostenibles recorre la zona y comunica sus cinco distritos mediante vías peatonales, ciclistas y ecuestres.

El distrito más espectacular es el de Hegra, una ciudad histórica muy próspera en su día que cuenta con más de 110 tumbas esculpidas en las formaciones rocosas de arenisca. Hegra ha sido declarada Patrimonio Universal por la UNESCO, y en el pasado fue la segunda ciudad más importante del reino de Nabatea, después de Petra, a cuyos tesoros arqueológicos no tiene nada que envidiar. Sin embargo, Hegra es relativamente desconocida en el resto del mundo.

La más impresionante de sus tumbas es la de Lihyan, hijo de Kuza, un gigantesco monolito conocido también como el «castillo solitario» a causa de su frontón almenado y su emplazamiento aislado. En las cercanías se encuentran los restos de un fuerte otomano del siglo XVIII y la estación restaurada de Hijaz, una parte de la vía férrea que antaño unía Damasco y Jerusalén.

© Royal Commission for AlUla (RCU)
Distrito de Jabal Ikmah - Mirador© Royal Commission for AlUla (RCU)

Otro lugar memorable de esta magnífica región desértica es la «biblioteca al aire libre» en el distrito de Jabal Ikmah. Los residentes dicen en broma que es «una versión antigua de Twitter» porque sus paredes están cubiertas de petroglifos en arameo, nabateo y otras lenguas milenarias.

En el centro del complejo de AlUla se encuentra el Casco Antiguo, un laberinto de calles del siglo XXII en las que se aglutinan edificios de adobe que en su día fueron hogares, tiendas y lugares de acogida de peregrinos y comerciantes.

Pero no todo en AlUla data de hace siglos. Algunos de sus mayores atractivos se han construido en los últimos años como parte del plan «Visión 2030» de Arabia Saudita para reducir su dependencia del petróleo y, entre otras cosas, atraer a visitantes extranjeros.

El auditorio Maraya Concert Hall, por ejemplo, es asombrosamente futurista. Este cubo resplandeciente, el edificio de espejos más grande el mundo, refleja el paisaje desértico que lo rodea. Y entre los futuros proyectos arquitectónicos hay un complejo diseñado por Jean Nouvel, tallado íntegramente en una formación rocosa.

© Royal Commission for AlUla (RCU)
El auditorio Maraya Concert Hall© Royal Commission for AlUla (RCU)

Cómo desplazarse

AlUla espera lograr la neutralidad de carbono para 2035 y el proyecto de regeneración pone de relieve una gama de soluciones sostenibles. En lo que a transportes se refiere, su red reduce la congestión de las carreteras y el volumen del tráfico.

El «Wadi de la hospitalidad» conecta los cinco distritos. La palabra árabe «wadi» quiere decir cauce fluvial casi seco, que en este caso ha sido transformado en una vía ecológica de 25 kilómetros.

Los visitantes podrán recorrer esta vía verde a pie, en bicicleta o a caballo, disfrutando de la transición entre el oasis y el desierto. Además, se han implementado una serie de programas de resilvestración y conservación para conectar a la gente con el pasado y mostrar la biodiversidad de la ruta.

Muchos de los recorridos ciclistas de AlUla, como el del ferrocarril de Hijaz, siguen las mismas rutas que han utilizado los peregrinos durante siglos.

© Royal Commission for AlUla (RCU)
Los cincos distritos© Royal Commission for AlUla (RCU)

El principal medio de transporte de la zona es una línea de tranvía de bajas emisiones de carbono de 46 kilómetros. El tranvía transportará a los visitantes desde el Aeropuerto Internacional de AlUla a los cincos distritos y su última parada será en Hegra. Conocido como el «el tranvía-experiencia de AlUla», está inspirado en los tranvías de principios del siglo XX, con coches que permiten a los pasajeros disfrutar de las espectaculares vistas.

La sección norte del tranvía, que va del Casco Antiguo a Hegra, debería estar finalizada antes de 2023, mientras que la sección sur, que une el aeropuerto con el Casco Antiguo, estará terminada para finales de 2030.

Cada una de las 17 estaciones del tranvía tendrá un diseño único inspirado en las civilizaciones históricas y los lugares más destacados de AlUla. Las estaciones serán centros de desplazamiento a varios niveles, ya que contarán con aparcamientos para bicicletas compartidas y eléctricas, buggies eléctricos de alquiler y puntos de recarga para vehículos eléctricos.

Además, las estaciones se cruzarán con líneas de autobuses eléctricos y serán el punto de partida de muchas actividades turísticas, como por ejemplo los paseos a caballo y en camello.

El tranvía no se ha diseñado solo para los visitantes. Se espera que los residentes lo usen, en lugar de conducir, ya que se trata de un sistema silencioso y de bajo consumo energético con grandes ventajas medioambientales. La preocupación por la polución local y el deseo de proteger el entorno natural siempre serán pilares fundamentales del proyecto de AlUla.